Investigan la facturación de firmas de Río Negro

Las constructoras Gancedo y Mocciola fueron denunciadas por el juez Montenegro. Intentarán determinar si utilizaron facturas apócrifas en obras financiadas por Nación.

#

La Cámara Federal porteña decidió ayer que la jueza Servini de Cubría investigue a las empresas de la región.

BUENOS AIRES / ROCA (ABA / AR).- Las derivaciones del caso Skanska llevaron a la justicia federal a investigar a varias empresas por la supuesta utilización de facturación apócrifa en la construcción de obra pública financiada por Nación. Entre las firmas que están bajo la lupa figuran dos con importante actividad en la región norte de la Patagonia, como son las rionegrinas Juan Felipe Gancedo S.A y Roque Mocciola S.A.

Aunque lo anticipó la semana pasada el matutino "Clarín", ayer "Río Negro" pudo saber que a partir de su actuación en la causa Skanska, el magistrado a cargo, Guillermo Montenegro obtuvo datos concretos para profundizar la búsqueda de precisiones sobre presuntos delitos similares a los investigados después de la construcción del Gasoducto del Norte.

Días atrás Montenegro derivó hacia seis jueces una serie de denuncias contra 12 constructoras, pero todos sus pares se declararon incompetentes. Esta situación obligó a intervenir a la Cámara Federal, que en la víspera resolvió que los funcionarios judiciales que recibieron los expedientes debían investigar esos casos.

En este último sentido, María Servini de Cubría quedó a cargo de los casos Gancedo S.A, Mocciola S.A y Construere Ingeniería); Claudio Bonadío con los casos Marcalba y R.P 24; Julián Ercolini con Emgasud (la empresa que estuvo a cargo del Gasoducto Patagónico y una UTE); Marcelo Martínez con Eleprint; Sergio Torres con Fontana Nicastro S.A y otra UTE y Octavio Aráoz de Lamadrid con los casos de Gotti Hermanos (de gran actividad en la provincia de Santa Cruz) y la constructora Petersen.

Las presunciones apuntan a un modus operandi en el empleo de facturas "truchas" para ocultar desvío de pagos que podrían haber sido destinados a la efectivización de sobornos.

Según informó "Clarín", las doce empresas denunciadas habrían usado una cantidad no determinada de facturas de entre 20 mil y 8 millones de pesos.

El juez Montenegro lo descubrió en la montaña de documentación que recolectó en la causa Skanska, empresa que ya admitió haber utilizado 118 facturas truchas de 23 sociedades, algunas de ellas como Infiniti Group, de mera fantasía.

 

Las empresas rionegrinas

 

"Río Negro" consultó a Mocciola sobre las denuncias del juez Montenegro. El empresario contestó desde sus oficinas del centro de Roca que "no estaba al tanto" de la investigación judicial y negó cualquier posibilidad de que existieran irregularidades en obras financiadas por Nación (ver aparte).

Con respecto a Juan Felipe Gancedo S.A., se trata de la misma empresa que a fines del año pasado quedó en el centro del escándalo por el sobreprecio de 4 millones que Nación había decidido pagar para realizar 50 cuadras de asfalto en Roca.

La difusión de las irregularidades -reveladas por "Río Negro"- derivó en una paralización del proyecto, a pesar de que estaba adjudicado, hasta que finalmente el intendente Carlos Soria anuló todo el proceso.

Gancedo S.A. es una constructora nacida y con sede legal en Viedma, aunque tuvo una importante participación en la obra pública ejecutada durante los últimos años en Santa Cruz. La licitación nacional que sí ganó en Río Negro y está ejecutando es la correspondiente a la pavimentación de uno de los tramos de la Ruta nacional 23.


Comentarios


Investigan la facturación de firmas de Río Negro