Investigan negligencia en la muerte de las nenas

Podría ser un "homicidio culposo". El hogar pertenece a una organización que en junio recibió casi $ 50.000 de la provincia. Silencio del gobierno neuquino y de la Justicia de Cipolletti.



NEUQUÉN (AN).- La Justicia comenzó a investigar el caso de las dos chicas de 10 y 15 años que murieron el domingo intoxicadas con monóxido en un hogar de menores bajo tutela judicial, y una de las hipótesis que comenzó a abrirse paso es la de una posible negligencia de quienes estaban al frente de la institución.

El jefe de Bomberos, Jorge Serrano, confirmó ayer que había "un serio problema con el tiraje del calefactor" ubicado en la habitación donde estaban las nenas que fallecieron. "Había una pésima evacuación de gases, un conducto mal hecho y una mala ventilación", dijo.

Ayer se realizó el velatorio de las dos nenas, que aparecieron sin vida en la habitación que ocupaban al fondo de una casa del barrio Confluencia, administrada por la organización no gubernamental (ong) Sueños del Sur, cuya responsable fue increpada por los familiares de las víctimas.

Al menos hasta finales del mes pasado este organismo recibió ayuda económica del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia. El vínculo se remonta a la anterior gestión de gobierno, cuando María Oscos estaba a frente de esta cartera.

Pese a la gravedad del caso, desde el gobierno guardaron silencio. La oficina de prensa del ministerio, pese a confirmar el nombre de la ong, aseguró que "no tenemos ningún tipo de vínculo con esa ong, y no forma parte de nuestra estructura; sólo le dimos ayuda económica".

Pese a esto, fuentes de Desarrollo Social informaron que Sueños del Sur recibió un aporte no reintegrable el 30 de junio pasado de 48.750 pesos.

Se sabe que en julio del 2007 Oscos anunció que el organismo al frente del hogar del barrio Confluencia donde las chicas murieron recibiría por la noche en otra sede a chicos de la calle que no tenían dónde dormir. Otras fuentes consultadas sostienen que no es la única institución que maneja.

Ayer las insistentes consultas para determinar en qué concepto se otorgó el aporte no reintegrable no tuvieron respuestas de parte del ministerio. Tampoco hubo información sobre los controles realizados en esa y otras instituciones similares.

Sobre todo luego de que los testigos que convocó la policía para que presenciaran el operativo del domingo pasado, cuestionaran las condiciones de seguridad y de higiene que encontraron en el lugar, que albergaba a 11 niños de esta provincia y de Río Negro.

Fuentes judiciales manifestaron que a las dos nenas no se les practicó una autopsia porque las actuaciones realizadas fueron suficiente como para determinar que habían muerto intoxicadas con monóxido. (Ver aparte)

Ahora se buscan elementos para saber si el caso encuadra dentro de los parámetros de un homicidio culposo. Es decir, si hubo negligencia en las personas al cuidado de las chicas.

El caso recayó en el juzgado de Instrucción 5, y desde ayer interviene la Fiscalía de Graves Atentados contra las Personas.

El informe técnico realizado por la dirección de Bomberos confirmó lo que ya se había informado en la tarde del domingo: el calefactor de 5.500 calorías que había en la habitación, de 4 por 5 metros, tenía una separación de dos centímetros en el tiraje y por allí se produjo el escape de monóxido. (Ver aparte)

Ante una consulta para determinar si el lugar contaba con habilitación, desde la subsecretaría de Gestión Urbana del municipio, a cargo de Carlos Chaneton, se informó: "no dimos ninguna autorización para que ese centro funcione allí". En principio no debían hacerlo porque "de la seguridad en estos hogares se encarga la provincia".

Tampoco existe documentación que acredite que hay una vivienda que lleve el número 1636 en la calle Los Nogales.


Comentarios


Investigan negligencia en la muerte de las nenas