Ipross garantizaba oxígeno a un afiliado muerto

Un proveedor facturó hasta ocho meses después del deceso. Renunció un auditor.



#

Marcelo Ochoa(Foto: La Junta de Administración admitió las irregularidades y envió el expediente a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas. )

VIEDMA (AV).- Una empresa proveedora de servicios médicos facturó al Ipross prestaciones suministradas a un paciente, hasta ocho meses después de que éste falleciera. El auditor del organismo, Marcelo Luna, certificó sobre el final del trámite que el servicio había sido efectuado, lo que provocó que la Junta de Administración le aceptara la renuncia frente lo que el médico reconoció como “un error”. (ver aparte)

El mes pasado, a poco de asumir en su cargo, la directora de Administración, Marta Insaurralde, tomó conocimiento sobre algunas irregularidades en facturas entregadas por la firma CM MLA Sociedad de Hecho, correspondientes al alquiler de un equipo concentrador de oxígeno para un paciente con insuficiencia respiratoria.

En primer lugar se determinó que la facturación era por 1.800 pesos, cuando lo estipulado por licitación era de 1.500. Hurgando más en la documentación, se determinó que quien había ganado la convocatoria era una empresa denominada Equipamientos Médicos Neuquén. En ese trámite, canalizado a través de la sede del organismo en San Antonio -debido a que el paciente residía en Las Grutas- se observa que la recepción del artefacto fue certificada por la hija del afiliado y además se encuentra el acta de defunción, acaecida el 13 de diciembre de 2009.

El aparato que entregó Equipamientos Médicos Neuquinos fue devuelto por la familia del paciente inmediatamente, según consta en el expediente. Lo extraño es que mientras tanto, la firma CM MLA continuó reclamando otro equipo que la familia del fallecido niega haber recibido. Por eso, siguió facturando hasta agosto de este año.

El 2 de setiembre, el director de Auditorías Médicas, Marcelo Luna, certificó el uso del artefacto y dio curso al expediente, que se detuvo ante la detección de que el paciente había muerto.

Al confirmarse la situación, la directora de Administración envió la documentación a la asesoría legal y dio intervención a la Junta de Administración.

Este ente recibió la semana pasada el descargo de Luna, quien asumió la irregularidad y presentó la renuncia al día siguiente. Las máximas autoridades del Ipross, que habían tomado conocimiento del proceso de investigación semanas antes, decidieron ayer -ante la difusión pública- el envío de los expedientes a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, que rápidamente solicitó más información acerca de prestaciones de esta empresa con el mismo afiliado.

El vocal gremial del Ipross, Oscar Cader, confirmó que los tres médicos, dueños de la empresa prestadora, dejarán de facturar para el organismo provincial hasta que se diluciden los hechos.


Comentarios


Ipross garantizaba oxígeno a un afiliado muerto