Ipross pagó sólo una parte de su deuda en Bariloche

Todavía no se restableció el vínculo con el San Carlos, anunciado en septiembre.

El Sanatorio San Carlos es uno de los que recibieron mucho menos de lo que esperaban de la obra social.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El Ipross sólo cumplió parcialmente con el pago de los $4,8 millones de pesos adeudados a los cuatro sanatorios privados de esta ciudad por las cápitas del primer semestre del año, que fue anunciado oficialmente el pasado 23 de setiembre. En esa oportunidad la obra social provincial informó su decisión de retomar el vínculo contractual con el Sanatorio San Carlos, interrumpido unilateralmente a partir de agosto, propuesta que hasta ayer no se había hecho efectiva. La inquietud por el nuevo incumplimiento quedó reflejada en el pedido de informes remitido esta semana por la legisladora Silvina Larraburu y sus pares del FpV al gobernador, el Ministerio de Salud y la obra social provincial. En el escrito los legisladores preguntaron si se hizo efectivo el depósito de la autorización de pago de $ 4.832.261, correspondiente a la deuda mantenida por el Ipross con los cuatro sanatorios privados de esta ciudad. Según el detalle publicado por el Instituto Provincial, las cápitas adeudadas hasta Julio 2011 sumaban $ $ 1.331.225 para el Sanatorio del Sol, $ 1.881.948 para el Hospital Privado Regional del Sur, y $ 161.402 para el Instituto Materno Infantil. Mientras el Sanatorio San Carlos debía recibir $ 1.457.684 por las cápitas más el ajuste de enero a marzo. Fuentes del sanatorio San Carlos informaron ayer a este diario que del 1,5 millón de pesos anunciado sólo se depositó “poco más de $ 280.000” y que todavía no se restableció el vínculo prestacional porque la obra social provincial no quiere reconocer el resto de la deuda. El centro de Salud aclaró que los pacientes afiliados al Ipross tienen dos alternativas: pedir que se les facture la práctica a su nombre para gestionar un reintegro o solicitar un presupuesto para pedir la autorización de la obra social que, en caso de aprobarlo, lo paga en el momento. El Ipross comunicó al sanatorio la decisión de rescindir el contrato que los vinculaba el 5 de julio pasado sin informar las razones de la ruptura, que trascendieron un mes después cuando el centro de Salud cortó los servicios y los afiliados enrolados en al CTA Regional exigieron explicaciones. En la nota remitida a la central gremial, el presidente de la obra social, Alcides Pinazo, señaló la existencia de: “subprestaciones”, “falta de información de las prácticas realizadas que permita conocer al Ipross la tasa de uso real”.


Comentarios


Ipross pagó sólo una parte de su deuda en Bariloche