Ir con Mauricio Macri o acercarse al FAP de Binner





1
#

Gustavo Posse, intendente de San Isidro.

2
#

Ricardo Alfonsín quiere acercarse a Binner.

Archivo

arnaldo paganetti Agencia Buenos Aires

Son muy pocos los que se animan a predecir qué alianzas habrá en la oposición en octubre, básicamente para tratar de impedir cualquier intento que posibilite la re-reelección y abrir las compuertas a una alternativa distinta a la del cristinismo en las presidenciales de 2015. Dado que este es un año de elecciones legislativas, la lógica indica que habrá dibujos peculiares en cada distrito, lo que no anticipa acuerdos nacionales. Uno de los que está entrampado en su propia salsa es el radicalismo bonaerense, donde debido a su potencia poblacional, disputan chances tanto del kirchnerismo, como las fuerzas que buscan acotarlo. Es así, entonces, que en la convención constitutiva prevista para marzo, la UCR bonaerense debatirá varias posturas que marcan su estado de desorientación y división: un frente amplio, que no desdeñe a Mauricio Macri; una construcción también abarcativa, pero con bolilla negra para el líder del PRO, por considerarlo de derecha; un acercamiento al FAP, de Hermes Binner, y una patriada heroica, yendo con hombres propios. Uno de los que propone defender la tradicional lista número 3 del radicalismo es el frustrado aspirante presidencial, Leopoldo Moreau, al que uno de sus adversarios, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, le reprocha trabajar para una atomización de los sectores que están en la vereda opuesta a la del gobierno K. “Si nos juntamos en torno de cinco ideas y emparejamos o incluso ganamos la pulseada, el peronismo bonaerense no podrá plantear la reforma constitucional. En cambio, si nos fraccionamos y ella triunfa por más de 20 puntos, el kirchnerismo tratará de conseguir por cualquier medio los dos tercios en la cámara de diputados”, razonó un allegado a Posse. Sin embargo, tropieza con varias piedras. Ricardo Alfonsín (quien en 2011 se entendió en la provincia con De Narváez, luego de que Binner le diera vuelta la cara), ahora aceptaría acercarse, vía Margarita Stolbizer (la principal dirigente del FAP en el territorio más grande del país), al líder socialista, que no sólo rechaza en esta instancia al jefe de gobierno porteño, sino que sabe hostigado en Santa Fe por el macrista Miguel Del Sel, el popular artista de Los Midachi. Los progresistas Binner, Stolbizer, Alfonsín, procurarían sumar a gente del Proyecto Sur, de “Pino” Solanas y de la Coalición Cívica en torno de un programa. En este último caso, ya hubo aproximaciones con María Eugenia Estenssoro y Alfonso Prat Gay, aunque la líder del espacio “Lilita” Carrió, no convalida tales coqueteos. Si bien se considera fenecido el liderazgo de Duhalde, los justicialistas disidentes como Carlos Brown, Graciela Camaño y Gerónimo Venegas, no desdeñan a Macri, ni repelen a figuras como Posse, otros radicales que administran intendencias, ni al diputado De Narváez. Empero, el “Colorado”, también aceitó vínculos con el gobernador Scioli, que aún permanece en el universo K, a la espera de que decanten los acontecimientos políticos y ser encumbrado como el sucesor natural de Cristina. Si eso no sucediese, igual iría por la Presidencia, siempre y cuando se mantenga la inhabilitación para Cristina. La incertidumbre sobre los movimientos de otro jugador peronista, el intendente de Tigre, Sergio Massa, mantiene expectantes a todos los partidos. Es que el juvenil Massa, podría salir a la cancha con escudería propia y si le fuese bien, su crecimiento no tendría techo.

Dilema en el radicalismo bonaerense


Comentarios


Ir con Mauricio Macri o acercarse al FAP de Binner