Ir por lana



por: FERNANDO BRAVO

rionegro@smandes.com.ar

Hay quienes van por lana y terminan esquilados. Lo que asomaba como un buen negocio para el municipio de San Martín de los Andes, acabará en la pérdida de un valioso terreno y el adiós a un proyecto para construir oficinas propias, todo en el mismo paquete.

El predio donde funciona la Agencia de Producción de la provincia, sobre calle Teniente General Roca, pertenecía al dominio municipal, con una superficie de 662 metros cuadrados. Está en el corazón del casco histórico.

Pero ese espacio fue ocupado por la provincia de manera ininterrumpida y por 50 años, con lo cual exhibía con creces derechos posesorios. Ya desde el 2000 se venía planteando el asunto y en 2002 hubo desafectación de dominio.

El intendente Carro lo sabía cuando asumió y de hecho había formulado dictamen en ese sentido cuando fue Contralor del gobierno anterior. De modo que acordó de buen grado cuando el gobierno neuquino propuso instalar allí un centro de convenciones que dinamice la actividad turística. Firmó un convenio.

La provincia llamaría a licitación y el municipio se comprometía a ceder otro lote y construir las nuevas oficinas de Producción con los ingresos surgidos de la venta del inmueble, destinando un remanente a dependencias propias, todo con el sano objeto de abaratar gastos del estado. Razonable.

La ciudad gana un centro de convenciones (aunque ya hay otro proyectado para mil personas en el Hotel Sol, también impulsado por la provincia), el estado neuquino obtiene nuevas oficinas y lo mismo hace la comuna, con la diferencia.

El Tribunal de Tasaciones de la provincia valuó el predio en 274.622,19 pesos, que en dólares al momento de la tasación equivalen a 93.092,26 de esa moneda; cifra que parece exigua para el mercado inmobiliario sanmartinense, donde es de práctica que las operaciones se pacten en la divisa norteamericana.

De los cálculos surge un valor de 140 dólares por metro cuadrado. Los ingresos por la licitación permitirían construir oficinas provinciales y municipales por 232,73 m2, tomando como dato testigo unos 400 dólares por m2 de construcción.

Pero un dictamen de asesoría legal del municipio revela que tres inmobiliarias locales cotizaron el predio de calle Roca en un promedio de 210 dólares por m2, lo que equivale a 139.125 dólares o 347,81 m2 de potencial construcción.

En el camino, la tasación oficial perdió 46.032,74 dólares, menuda quita de fomento por un solo lote de 662 m2. También perdió 115,08 m2 de construcción.

La licitación pública fue ganada por un inversor local, que por coincidencia es el propietario del predio contiguo, donde funciona un respetado hotel ligado a una reconocida familia de estos lares.

La comuna, con la operación así definida, se verá constreñida a construir las oficinas provinciales, desprendiéndose de otro terreno que entregará en parte al estado neuquino (sería el estacionamiento y patio del Deliberante).

Un enroque similar se hará con el actual edificio del Registro Civil, a cambio del terreno donde se construirá la Cámara Multifueros, pero la diferencia es que el municipio recuperará un inmueble histórico de muchísimo valor. Pero en el caso que nos ocupa, cede uno por obligación y pierde otro sin nada a cambio.

Y para más, tendrá que pagarle el alquiler de oficinas a la provincia mientras duren las obras, que ya debieron haber comenzado.

Hubiere sido mejor dejarle la posesión y escrituras del predio de calle Roca al estado neuquino y que éste, si seguía con su idea de vender barato, se hiciera de otro terreno por su cuenta. Negocios son negocios...


Comentarios


Ir por lana