Irak: 9 muertos por violencia en 'triángulo sunnita'

Irak: 9 muertos por violencia en 'triángulo sunnita' En dos ataques, mataron a cinco soldados de EE.UU. Cuatro víctimas civiles por bomba en un tribunal. La bomba explotó en momentos en que concurría mucha gente al juzgado. BAGDAD (AP/Télam) -La resistencia iraquí lanzó ayer una serie de ataques con vehículos cargados de explosivos en el volátil "triángulo sunnita", al oeste de Bagdad, que causaron la baja de cinco soldados estadounidenses, en tanto cuatro iraquíes murieron al estallar un coche-bomba en la entrada de los tribunales de Samarra y en ataques contra policías. En Jaldiya, a 110 kilómetros al oeste de Bagdad, tres soldados murieron y otros seis fueron heridos cuando un vehículo, al parecer conducido por un atacante suicida, estalló en un puesto de control cerca de un puente que atraviesa el río Eufrates, dijo el comando de Estados Unidos. Un vocero del ejército se limitó a decir que "Tres soldados estadounidenses de una fuerza de tareas murieron, y otros seis fueron heridos cuando un vehículo'' cargado de explosivos "estalló esta tarde a las 16.15''. Testigos dijeron que una camioneta enfiló hacia un puesto de control del ejército y estalló frente a un vehículo todo terreno que intentó bloquearle el paso. Ocho civiles iraquíes: seis mujeres y dos hombres, fueron llevados a un hospital en la cercana población de Ramadi, dijo el doctor Ahmed Nasrat Jabouri, del hospital cerca de Ramadi. Horas antes, una bomba detonó al costado de un camino y causó la muerte de dos soldados estadounidenses, en tanto un camión cargado de explosivos, aparentemente destinado a una patrulla norteamericana, estalló en un tribunal dejando cuatro iraquíes muertos en Samarra, centro de Irak, dijeron funcionarios estadounidenses e iraquíes. Los nuevos actos de violencia se registran un día después que dos pilotos estadounidenses murieron al estrellarse el helicóptero en que viajaban, en el norte de Irak. Ahora llegan a 512 los efectivos militares de Estados Unidos muertos desde la invasión de esta nación rabe el 20 de marzo. Entre tanto en Bagdad, por lo menos un francotirador que disparaba desde un edificio hirió a balazos a un soldado estadounidense que participaba en una patrulla a pie en la afluente urbanización de Mansour, al oeste del río Tigris, dijo el mayor Kevin West. Conexión con al Qaeda Por otra parte, se informó que fuerzas estadounidenses capturaron a un dirigente de la insurgencia que se cree estaría relacionado con un líder de la red terrorista al-Qaeda. Un alto funcionario estadounidense dijo que Husam al-Yemeni fue capturado el pasado jueves. Estaría en contacto con Abu Musab Zarqawi, que sería un elemento clave entre al-Qaeda y el derrocado líder iraquí Saddam Hussein. Al-Yemeni sería líder de una célula de insurgentes en Faluya, uno de los centros de resistencia iraquí, al oeste de Bagdad. El representante del gobierno estadounidense, que pidió no ser identificado, dijo que al-Yemeni es el miembro más importante del grupo Ansar al-Islam que ha sido capturado hasta el momento. La organización, formada por kurdos del norte de Irak, tendría vínculos con al-Qaida. Zarqawi es un jordano al que la CIA considera estrechamente vinculado con Osama ben Laden, líder de al-Qaeda. Se presume que Zarqawi está coordinando operativos contra fuerzas estadounidenses en Irak.



BAGDAD (AP/Télam) -La resistencia iraquí lanzó ayer una serie de ataques con vehículos cargados de explosivos en el volátil “triángulo sunnita”, al oeste de Bagdad, que causaron la baja de cinco soldados estadounidenses, en tanto cuatro iraquíes murieron al estallar un coche-bomba en la entrada de los tribunales de Samarra y en ataques contra policías.

En Jaldiya, a 110 kilómetros al oeste de Bagdad, tres soldados murieron y otros seis fueron heridos cuando un vehículo, al parecer conducido por un atacante suicida, estalló en un puesto de control cerca de un puente que atraviesa el río Eufrates, dijo el comando de Estados Unidos.

Un vocero del ejército se limitó a decir que “Tres soldados estadounidenses de una fuerza de tareas murieron, y otros seis fueron heridos cuando un vehículo'' cargado de explosivos “estalló esta tarde a las 16.15''.

Testigos dijeron que una camioneta enfiló hacia un puesto de control del ejército y estalló frente a un vehículo todo terreno que intentó bloquearle el paso. Ocho civiles iraquíes: seis mujeres y dos hombres, fueron llevados a un hospital en la cercana población de Ramadi, dijo el doctor Ahmed Nasrat Jabouri, del hospital cerca de Ramadi.

Horas antes, una bomba detonó al costado de un camino y causó la muerte de dos soldados estadounidenses, en tanto un camión cargado de explosivos, aparentemente destinado a una patrulla norteamericana, estalló en un tribunal dejando cuatro iraquíes muertos en Samarra, centro de Irak, dijeron funcionarios estadounidenses e iraquíes.

Los nuevos actos de violencia se registran un día después que dos pilotos estadounidenses murieron al estrellarse el helicóptero en que viajaban, en el norte de Irak.

Ahora llegan a 512 los efectivos militares de Estados Unidos muertos desde la invasión de esta nación rabe el 20 de marzo.

Entre tanto en Bagdad, por lo menos un francotirador que disparaba desde un edificio hirió a balazos a un soldado estadounidense que participaba en una patrulla a pie en la afluente urbanización de Mansour, al oeste del río Tigris, dijo el mayor Kevin West.

 

Conexión con al Qaeda

Por otra parte, se informó que fuerzas estadounidenses capturaron a un dirigente de la insurgencia que se cree estaría relacionado con un líder de la red terrorista al-Qaeda.

Un alto funcionario estadounidense dijo que Husam al-Yemeni fue capturado el pasado jueves. Estaría en contacto con Abu Musab Zarqawi, que sería un elemento clave entre al-Qaeda y el derrocado líder iraquí Saddam Hussein. Al-Yemeni sería líder de una célula de insurgentes en Faluya, uno de los centros de resistencia iraquí, al oeste de Bagdad.

El representante del gobierno estadounidense, que pidió no ser identificado, dijo que al-Yemeni es el miembro más importante del grupo Ansar al-Islam que ha sido capturado hasta el momento.

La organización, formada por kurdos del norte de Irak, tendría vínculos con al-Qaida. Zarqawi es un jordano al que la CIA considera estrechamente vinculado con Osama ben Laden, líder de al-Qaeda. Se presume que Zarqawi está coordinando operativos contra fuerzas estadounidenses en Irak.


Comentarios


Irak: 9 muertos por violencia en 'triángulo sunnita'