Irak: Bush redobla su plan con 20.000 soldados más

Una derrota "sería inaceptable". Asumió toda la responsabilidad de los errores. La iniciativa es rechazada por la oposición y fue cuestionada por algunos generales.

#

El mandatario dijo que fue un error no haber enviado más tropas a Irak antes.

WASHINGTON El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, admitió anoche que los esfuerzos para asegurar Irak fracasaron y que enviará más de 20.000 soldados más al país del Golfo Pérsico.

Los anuncios de su nueva estrategia -que redobla la ofensiva en ese caótico Estado- los hizo en un discurso televisado.

"Creíamos que las elecciones de 2005 unirían a los iraquíes y que con el entrenamiento a las fuerzas de seguridad iraquíes y menos efectivos estadounidenses podríamos cumplir nuestra misión... pero ocurrió lo contrario", dijo el mandatario.

Bush habló con franqueza sobre los errores de su administración y del gobierno iraquí que provocaron el caos en el país del Golfo Pérsico y socavaron el apoyo popular norteamericano.

"Donde se cometieron errores la responsabilidad recae en mí", manifestó el presidente en una alocución desde la Casa Blanca.

Asimismo, consideró que el Ejército estadounidense y las fuerzas iraquíes no pudieron asegurar Bagdad por las limitaciones establecidas por el gobierno local, pero nuevas reglamentaciones permitirán que ambos puedan ser más agresivos.

"Les he dejado en claro a (el primer ministro iraquí Nuri al Maliki) y otros líderes de Irak que el compromiso de Estados Unidos no es ilimitado".

Y a continuación advirtió: "Si el gobierno iraquí no lleva a cabo sus promesas, perderá el respaldo del pueblo estadounidense, y perderá el respaldo del pueblo iraquí".

"Está claro que debemos modificar nuestra estrategia", apuntó.

En todas las discusiones de los últimos meses estuvo claro que no hay "una fórmula mágica para el éxito en Irak". Y también está claro que un fracaso "significaría un desastre para Estados Unidos". Si esto ocurriera, añadió, los extremistas islámicos se fortalecerían e intentarían derrocar a gobiernos y provocarían un caos en la región.

El incremento en el número de soldados hará que la presencia estadounidense en Irak llegue a su nivel más elevado desde que comenzó la guerra, y provocará un enfrentamiento directo entre Bush y el nuevo Congreso de mayoría demócrata.También es contrario a la recomendación que hicieron algunos generales.

El enfoque de Bush redobla el desafío para cumplir las promesas aún no cumplidas de desbandar a las milicias chiítas, buscar la reconciliación nacional

y lograr que las fuerzas iraquíes manejen las operaciones de seguridad en Bagdad.

Tras casi cuatro años de sangrientos combates, el discurso representa tal vez la última oportunidad plausible de Bush de intentar presentar una estrategia ganadora en Irak y convencer a los estadounidenses a que cambien de opinión acerca de la impopular guerra, que ha costado la vida de más de 3.000 soldados de sus fuerzas armadas y más de 4.000 millones de dólares.

Algunos demócratas, cuyo partido acaba de obtener la mayoría en ambas cámaras del Congreso, se reunieron con Bush y posteriormente se quejaron de que éste ignoró la oposición demócrata al incremento del número de soldados en Irak.

(DPA y AFP)


Comentarios


Irak: Bush redobla su plan con 20.000 soldados más