Irak denunció que un ataque anglo-estadounidense mató a 23 civiles

Un misil habría impactado en un estadio de fútbol repleto de gente en el norte del país.



BAGDAD (ANSA/EFE).- El gobierno iraquí acusó ayer a Estados Unidos y Gran Bretaña de una nueva "matanza" civil y denunció que aviones de guerra de ambos países bombardearon el martes un estadio de fútbol, en el norte del país, provocando la muerte de 23 personas e hiriendo a otras 11.

Washington y Londres, sin embargo, rápidamente desmintieron el hecho, afirmando que se trata de informaciones "carentes de fundamento".

Las víctimas, según el ministerio de Defensa iraquí, son todas jóvenes y tienen entre 4 y 29 años.

La agencia de prensa iraquí INA informó que los caza anglo-norteamericanos atacaron en la zona de Talafar, cerca de la ciudad de Mosul, 350 kilómetros al norte de Bagdad.

Una persona, que dijo haber sido testigo de los hechos, dijo en Bagdad, por teléfono desde Talafra, que "cuatro personas de la misma familia resultaron muertas en el ataque, realizado con el campo repleto de espectadores durante un partido de fútbol", y no quiso dar más explicaciones ni identificarse.

La misma fuente agregó que miles de personas de luto en Talafar acusan a "Estados Unidos y Gran Bretaña por el incidente".

Poco después, el Pentágono hizo saber que "las fuerzas de la coalición Estados Unidos-Gran Bretaña no realizaron ningún ataque al norte de Irak".

Previamente, las informaciones facilitadas sobre el hecho por las mismas fuentes señalaban que al menos veinte personas habían muerto y varias más resultado heridas al explotar una bomba en una zona muy concurrida del centro de Talafra.

En principio, el Ministerio de Información indicó que no estaba "clara la procedencia del artefacto", que podría tratarse de una "bomba de aviación arrojada durante la guerra del golfo Pérsico de principios de 1991", en la que una coalición internacional, encabezada por EEUU, expulsó a las tropas iraquíes de Kuwait.

Un portavoz del ministerio de Defensa, casi en forma contemporánea, afirmó que "si esto se refiere al martes, no es cierto. El martes no lanzamos ninguna bomba". Los caza norteamericanos y británicos patrullan, desde la guerra del Golfo (1991), la llamada "zona de exclusión de vuelo", impuesta en el norte y en el sur de Irak como protección de la población kurda y chiíta, pero no reconocida por Bagdad porque fue instituida sin el aval de la ONU.

En el pasado, Bagdad acusó a los aviones norteamericanos y de Gran Bretaña de provocar víctimas entre los civiles, aunque hace por lo menos dos años que no se denunciaba un número tan elevado de víctimas como el de ayer. En las zonas de exclusión de vuelo, además de no poder volar, las fuerzas iraquíes no pueden utilizar las defensas antiaéreas.

Si un caza aliado es encuadrado por un radar, está autorizado a disparar porque el encuadramiento de radar es considerado un acto de agresión. Fuentes militares norteamericanas sostuvieron que el "rais" de Bagdad, Saddam Hussein, hace colocar armas antiaéreas entre la población civil, utilizando a los mismos iraquíes como "escudos humanos".

El Pentágono confirmó ayer que este año Estados Unidos redujo sensiblemente sus incursiones en el norte de Irak, porque "diariamente aumenta el peligro de que un avión sea atacado" por las defensas aéreas iraquíes, notablemente mejoradas a pesar del embargo impuesto desde 1990.

Especialistas norteamericanos afirman además que, siempre a pesar del embargo, Irak siguió durante años procurándose armas prohibidas y dispositivos militares en Europa central y oriental.

Estas acusaciones se producen mientras se realizan delicadas tratativas, en el Consejo de Seguridad de la ONU, para una revisión del embargo impuesto a Irak por Naciones Unidas después de la invasión de Kuwait que dio origen a la guerra del Golfo.

Estados Unidos y Gran Bretaña impulsan un nuevo sistema de las así llamadas "sanciones inteligentes": más controles en mercaderías que podrían ser utilizadas por la industria bélica y, sobre todo la erradicación del contrabando de crudo iraquí a través de los países limítrofes de Irak.

Rusia, que ayer condenó el ataque, se inclina en cambio por una ampliación del programa humanitario que permita a Bagdad vender, bajo control de la ONU, petróleo y utilizar ese ingreso en la adquisición de bienes de primera necesidad. Esta posición es compartida por China y Francia, los otros dos miembros del Consejo de Seguridad .

Versiones contrapuestas

La televisión estatal iraquí mostró anoche imágenes del campo de juego de Talafar, 40 kilómetros al norte de Mosul (Irak), el cual según Bagdad fue bombardeado el martes por aviones caza anglo-estadounidenses, provocando la muerte de 23 personas y 11 heridos.Las imágenes muestran rastros de sangre y marcas de impactos sobre el campo, así como pedazos de vestimentas de los niños que estaban jugando al fútbol cuando cayeron los disparos. En uno de los restos de un proyectil se lee "guided bomb" (bomba guiada). La televisión mostró también imágenes de niños y jóvenes heridos (algunos están en coma).

¿Un misil propio?

En tanto, funcionarios del Departamento de Defensa de Estados Unidos dijeron a la CNN que las bajas pudieron haber sido causadas por uno de sus propios misiles tierra-aire disparado contra un avión estadounidense en misión de patrulla.

Un vocero del comando europeo de los Estados Unidos dijo que mientras Irak disparó fuego de artillería y múltiples misiles tierra-aire contra los aviones estadounidenses que patrullaban el martes la zona norte, los aviones no respondieron el fuego. Un funcionario del Departamento de Defensa dijo a CNN: "Tenemos pruebas de que uno de esos misiles pudo haber caído a tierra en la zona donde se dice que se produjeron las víctimas".

Las "misiones" no se detienen

Las misiones aéreas en contra de Irak no se interrumpieron ni siquiera después de que finalizara la última operación anglo-norteamericana, en diciembre de 1998 y que duró cuatro días, conocida como "Zorro del Desierto".

* 25 de enero de 1999: Irak denunció que los misiles norteamericanos en la zona de Bassora provocaron 25 muertos civiles y 76 heridos. El Pentágono inicialmente desmintió la información, pero luego admitió que un misil AGM-130 equivocó el blanco y estalló en un barrio residencial. Un informe de la ONU habló de dos misiles que escaparon al control y que cayeron sobre dos ciudades, con un balance de 17 muertos

* 12 de mayo de 1999: Irak habló de 12 muertos y decenas de heridos en bombardeos contra instalaciones antiaéreas iraquíes en el norte del país. Los aparatos norteamericanos habrían atacado diversas tiendas comerciales.

* 18 de julio de 1999: según fuentes iraquíes el balance de un bombardeo realizado por aviones norteamericanos y británicos en el sur, provincia de Najaf, "provocó la muerte de 17 personas, en gran parte mujeres, niños y ancianos, y heridas en 18".

* 6 de abril de 2000: Irak denunció bombardeos en el sur de Irak que habrían provocado 15 muertos.

*16 de febrero de 2001: se inicia la primera serie de misiones después de que George W. Bush asume la presidencia de Estados Unidos con 24 aviones que atacan sistemas de radar y misilísticos cerca de Bagdad. El ataque provocó 5 muertos y la tevé de Bagdad mostró las imágenes de los heridos.


Comentarios


Irak denunció que un ataque anglo-estadounidense mató a 23 civiles