Irak: Hallan decenas de cadáveres cerca de la frontera con Siria

Actualizado a las 12:11

BAGDAD (AP) - Las autoridades de Irak dijeron hoy que fueron encontrados 35 cadáveres en dos lugares distintos y sospechan que algunos de ellos son de soldados iraquíes secuestrados y ejecutados por insurgentes.

Algunos de los cadáveres estaban decapitados y otros habían sido acribillados a balazos. En otros hechos de violencia, un atacante suicida detonó un camión de basura repleto de explosivos frente al Ministerio de Agricultura y un hotel en el que se hospedan contratistas occidentales, matando a por lo menos tres personas y lesionando a decenas, expresaron las autoridades. También murió el atacante.

Asimismo se informó sobre la explosión de otros dos coches-bomba. El teniente primero de la policía Mohamed al-Duleimi expresó que uno de los atacantes suicidas apuntó a un puesto de control estadounidense frente a una base militar de Habaniya, a unos 80 kilómetros al oeste de Bagdad. Otro coche-bomba explotó cerca de soldados estadounidenses en las inmediaciones de una base norteamericana en Abu Ghraib, al oeste de la capital, expresó el teniente policial Akram al-Zubaie.

No existían otros detalles disponibles, y no fue posible contactar a oficiales del ejército estadounidense para que efectuaran comentarios. Por otra parte, los insurgentes atacaron una patrulla policial con una bomba colocada en una carretera de la ciudad de Basora, en el sur del país, matando a un policía y lesionando a otros tres, dijo el teniente coronel Karim Al-Zaydi.

Veinte de los cadáveres fueron encontrados el martes en la noche en un campo cercano a Rumana, población ubicada a unos 19 kilómetros al este de la ciudad occidental de Qaim, cerca de la frontera con Siria, señaló el capitán de la policía Muzahim al-Karbouli. Cada uno de los cuerpos había sido acribillado con balas, al parecer hacía varios días. Vestían ropa civil y uno de los muertos era una mujer, dijo al-Karbouli.

Al sur de Bagdad, en Latifiya, los soldados iraquíes descubrieron el martes otros 15 cadáveres sin cabezas, en un edificio ubicado dentro de una ex base militar abandonada, expresó el ministro de Defensa, capitán Saba Yassin. Entre esos cadáveres había 10 hombres, tres mujeres y dos niños. Sus identidades, al igual que las de los cuerpos que aparecieron en el oeste del país, no fueron difundidas. Yassin manifestó que se creía que algunos de los hombres muertos que aparecieron en Latifiya formaban parte de un grupo de soldados iraquíes secuestrados por insurgentes en el área, hace dos semanas.

Por otra parte, la policía dijo que un grupo de insurgentes vestidos con uniformes policiales mató primero a tiros a un guardia de seguridad en la puerta del ministerio de Agricultura, permitiéndole al camión-bomba ingresar al complejo que la dependencia oficial comparte con el hotel Sadder, aledaño. Los guardias del área dispararon después contra el vehículo, en un intento por destruirlo antes de que explotara. Fuentes del hospital al-Kindi dijeron que llegaron allí al menos tres muertos y ocho heridos.


Comentarios


Irak: Hallan decenas de cadáveres cerca de la frontera con Siria