Irak inició votación en medio de fuerte seguridad

Toque de queda, cierran fronteras y prohíben las armas.



BAGDAD (AFP) – BAGDAD (AFP) – El referéndum sobre el proyecto de Constitución iraquí, en el cual más de 15,5 millones de electores son convocados a participar el sábado, estará protegido por severas medidas de seguridad destinadas a reducir al máximo los riesgos de atentados.

Sin embargo, varios atentados al norte de Bagdad, que causaron la muerte de siete personas, empañaron los preparativos del referéndum , un voto histórico que ya comenzó ayer en los centros de detención y los hospitales del país.

Todos los soldados, policías y agentes de seguridad serán movilizados para garantizar la calma.

El gobierno anunció anoche una serie de estrictas medidas de seguridad en vista del referéndum.

Estas medidas, anunciadas por el ministro del Interior, Bayan Baqer Sulagh, en la televisión estatal, incluyen el cierre de fronteras, la extensión del toque de queda y una prohibición de porte de armas para los civiles.

Según el ministro, las fronteras terrestres estarán cerradas a partir del viernes hasta la tarde del domingo, salvo para los vehículos que transporten productos alimentarios, agua y gasolina.

Esta medida también alcanza al aeropuerto internacional de Bagdad que estará cerrado hasta el domingo incluido. Un toque de queda será impuesto en todo el territorio iraquí desde el jueves a las 22 (en lugar de medianoche actualmente), hasta las 6 de la mañana local. Esta extensión del toque de queda será levantada el martes, sostuvo.

Los civiles no podrán portar armas, incluidos los guardias de seguridad privados y las milicias, del viernes al domingo incluidos. Cualquier tráfico por ruta estará prohibido entre las provincias del país, con excepción de los convoys oficiales y militares, entre el viernes a las 22H00 y el domingo a las 06H00.

El Ministerio del Interior anunció que la aviación iraquí efectuará salidas para proteger las oficinas de votación durante el escrutinio. Los electores deben pronunciarse sobre un texto que instaura el federalismo en Irak, dos año y medio después de la caída del régimen dictatorial y fuertemente centralizado de Saddam Hussein. El proyecto es apoyado por los chiítas, mayoritarios, y los kurdos, que defienden su autonomía.

Un acuerdo de último minuto, que permitirá enmendar el texto después de las elecciones de diciembre, abrió el camino a un voto positivo de los sunnitas. Estos últimos habían llamado hasta ahora a rechazar el proyecto, considerando que se trataba de una amenaza para la unidad del país, debido a que acepta el federalismo.

La violencia continúa aumentando al acercarse la fecha del 15 de octubre, tal como pronosticaron las autoridades iraquíes y norteamericanas, alcanzando durante la jornada del martes la cifra de 50 muertos.

Seis iraquíes, entre ellos tres policías, y un soldado estadounidense perdieron la vida en estos ataques, a pesar del importante dispositivo en marcha para vencer la violencia.

Dos oficiales de policía resultaron muertos y otros dos gravemente heridos en un ataque suicida con coche bomba contra su convoy en Kirkuk, anunció la policía. En Mossul, dos civiles perecieron por la explosión de un artefacto al paso de una patrulla estadounidense en el céntrico barrio de Muthanna.


Comentarios


Irak inició votación en medio de fuerte seguridad