Irak, la segunda reserva mundial



Irak, que fue gobernado durante 24 años por Saddam Hussein, logró su independencia del imperio británico en 1932 y actualmente constituye la segunda reserva petrolera mundial.

El país está situado entre los ríos Tigris y Eufrates, al norte del Golfo Pérsico, una región que antiguamente era la Mesopotamia asiática, uno de los pilares históricos de la civilización.

Según datos oficiales, Irak tiene en la actualidad una población de 25.8 millones de habitantes.

Las reservas petroleras llevaron al país a obtener grandes riquezas y cuando Saddam Hussein asumió a la presidencia, en 1979, el petróleo era el 95 por ciento de los ingresos del país.

Las reservas petroleras de Irak son las segundas más grandes del planeta después de las de Arabia Saudita.

Según estiman los expertos, si Estados Unidos se establece en ese país, las compañías norteamericanas tendrían acceso a 112 billones de barriles de petróleo con las reservas probadas. A su vez, con las reservas no probadas, es posible que incluso terminaran por controlar hasta el 25 por ciento de la totalidad de las reservas mundiales.

Pero la guerra con Irán (1980-1988) y la guerra del Golfo (1991), seguida de la invasión de Irak a Huwait y la imposición de sanciones internacionales, tuvieron efectos devastadores en la economía y en la sociedad del país.

(Telam)

Notas asociadas: Indagan cómo sobrevivir sin petróleo, valorando las energías alternativas  

Notas asociadas: Indagan cómo sobrevivir sin petróleo, valorando las energías alternativas  


Comentarios


Irak, la segunda reserva mundial