Irlanda del Norte elige gobierno tras desarme del IRA

En el gobierno cohabitan fuerzas católicas y protestantes. El comicio es un paso clave para consolidar el proceso de paz.

BELFAST (AFP) - Por primera vez tras el desarme del Ejército Republicano Irlandés (IRA), los norirlandeses votaron ayer para elegir a los 108 diputados de la nueva asamblea regional, donde se espera que protestantes y católicos compartirán al fin el poder.

Esta es la tercera vez que los 1,1 millón de norirlandeses han sido convocados a las urnas y la primera desde el desarme del IRA, para elegir una asamblea autónoma desde los acuerdos de paz suscritos hace nueve años, conocidos como el acuerdo de Viernes Santo.

Más de 250 candidatos -que representan a 18 circunscripciones electorales- compiten para un escaño en la nueva Asamblea, que se espera dará lugar a la restauración de la autonomía. La anterior Asamblea fue suspendida en el 2002.

Las elecciones deben dar paso, antes del 26 de marzo, a la formación de un gobierno donde cohabitarán los enemigos de siempre: el Partido Democrático Unionista (DUP), del reverendo Ian Paisley, y el Sinn Fein de Gerry Adams, anteriormente brazo político del IRA, que renunció a las armas en julio del 2005.

"Espero que estas elecciones servirán para algo, si no, no volveré a votar jamás", refunfuñó John Johnston, de 66 años, que votó en el barrio protestante, al norte de Belfast. "Ya estamos hartos de votar, ahora Sinn Fein y el DUP deben sentarse y negociar", dijo.

Según encuestas, el DUP y el Sinn Fein seguirán siendo las fuerzas mayoritarias entre protestantes y católicos, lo que quiere decir que Paisley, de 80 años, y el número dos del Sinn Fein, Martin McGuinness, de 56, encabezarían el gobierno.

Sin embargo, una mayoría de norirlandeses expresa escepticismo de que ambos hombres puedan llegar a un acuerdo para compartir el poder. Si el DUP y el Sinn Fein no consiguen ponerse de acuerdo, como vaticinan dos tercios de los norirlandeses, Londres y Dublin han afirmado que la nueva asamblea será disuelta.

La provincia sería entonces administrada por Londres, con apoyo de Dublín, durante un plazo indeterminado.

El primer ministro Tony Blair, artífice del acuerdo de Viernes Santo, sueña sin embargo con dejar una situación política estable en Ulster, como parte de su legado antes de partir de Downing Street, para hacer olvidar el desastre de Irak.

Pero por el momento, el grupo de Paisley expresa dudas de que compartirá poder con los católicos nacionalistas. "Hasta que no estemos convencidos de que el Sinn Fein es un partido político democrático, no nos sentaremos en el gobierno" con ese grupo, declaró antes de la apertura de las urnas el diputado del DUP, Gregory Campbel. Por su parte, el presidente de Sinn Fein, Gerry Adams, acusó al partido de Paisley de obstaculizar una solución. "O volvemos al conflicto, a la sangre y lágrimas que todos hemos derramado, o avanzamos y construimos un nuevo futuro para el pueblo irlandés", declaró Adams. Si protestantes y católicos se ponen de acuerdo para gobernar juntos, deberán compartir diez ministerios, entre ellos el de Finanzas, Economía, Educación, Salud, Medioambiente y Cultura y Deportes. (ver info)


Comentarios


Irlanda del Norte elige gobierno tras desarme del IRA