“Irritación” del fiscal



“Profunda irritación y enojo”. Esa fue la reacción que tuvo el fiscal federal Guillermo Marijuan al enterarse que el juez que investiga el supuesto lavado de dinero K no incorporará a la causa la denuncia por el desmantelamiento de la bóveda de Lázaro Báez en su chacra de Río Gallegos. El malestar del fiscal fue revelado anoche a “Río Negro” por una fuente de su equipo de trabajo. “No entiende como un hecho que está claramente vinculado a la causa puede ser desechado por Casanello”, deslizó el informante. Marijuan ya imputó a Báez y a su hijo Martín por presunto lavado.


Comentarios


“Irritación” del fiscal