Irrumpen en la embajada mexicana en Cuba por asilo

Secuestraron un colectivo para pedir refugio en la sede.



LA HABANA (ANSA) – Veintiún jóvenes cubanos irrumpieron el miércoles por la noche con un autobús que habían secuestrado en la embajada de México en La Habana para presuntamente intentar salir del país, y permanecían ayer en la sede diplomática a la espera de que la cancillería mexicana decida su suerte.

El canciller de México, Jorge Castañeda, adelantó que se pedirá a estos jóvenes que “abandonen la embajada”, y calificó el episodio como “una provocación”.

La sede diplomática apareció ayer custodiada por funcionarios policiales, mientras dos camiones de volteo de la construcción fueron estacionados en las vías de acceso.

“La idea es tratar de una manera amable de que estos jóvenes abandonen la embajada y tengan plena garantías de seguridad por parte de las autoridades cubanas”, dijo telefónicamente un funcionario de la embajada mexicana en la capital cubana.

Al menos dos personas resultaron heridas al irrumpir violentamente la noche del miércoles el autobús Mercedes Benz perteneciente a la empresa Omnibus Metropolitano secuestrado por una docena de jóvenes que lo estrelló contra la sede de la embajada de México en La Habana.

Inmediatamente después que el autobús de color blanco y azul rompió la reja de metal de la sede diplomática la noche del miércoles, 21 personas ingresaron al inmueble. Gritaron “queremos irnos” desde el interior de la sede y los techos

Rápidamente se movilizaron varios autos y camiones policiales, además de otros vehículos pesados con centenares de personas que responden a las “Brigadas de Respuesta Rápida” del gobierno que formaron cordones humanos para impedir el acceso al lugar.

Otros se abalanzaron sobre las personas que llegaron al lugar para dispersarlos con tonos amenazantes . Testigos dijeron que “varias personas fueron detenidas y llevadas en autos policiales”, mientras dos periodistas de una agencia internacional fueron golpeados con bastones por civiles y tres uniformados.

El presidente Castro, acompañado del canciller Felipe Pérez Roque llegaron al lugar cerca de la medianoche para dialogar con la gente y después de 20 minutos se marcharon del sitio. “Mañana hay que levantarse temprano, hay trabajo”, dijo Castro al despedirse de sus partidarios, que permanecieron hasta la madrugada de ayer en pelotones en las inmediaciones de la embajada mexicana.

El incidente se produjo, según algunas versiones diplomáticas, a raíz de las declaraciones del canciller mexicano el martes en Miami quien aseguró que “las puertas de la embajada de México en la isla están abiertas a todos los cubanos”. Castañeda reconoció ayer en México que se “tergiversaron las declaraciones” que hizo en Miami. Castañeda dijo que “sabemos que hay elementos más radicales en Miami que vieron con malos ojos el viaje de Fox a Cuba, su encuentro con Castro, el mejoramiento de relaciones, que yo llamé normalización”. “Esos elementos quisieron utilizar las declaraciones, tergiversándolas para lanzar una pequeña provocación”, agregó.

En un comunicado oficial, el gobierno cubano dijo que “se trata de una grosera provocación organizada abiertamente desde una emisora oficial del gobierno de Estados Unidos”, acusando a Radio Martí de Miami.

Esta emisora, según el gobierno cubano, repitió reiteradamente declaraciones de Castañeda, donde aseguró que “dejaron de existir las relaciones de México con la revolución cubana y han comenzado con la República de Cuba”, y se las interpretó como que las relaciones entre ambos paises se rompieron. (ANSA/EFE)

Anticastristas responden

Miami (EEUU) (EFE).- El exilio cubano de Miami acusó ayer al gobierno de Cuba de generar una crisis en la embajada de México en La Habana para influir en la postura del presidente mexicano, Vicente Fox, con respecto a la isla caribeña.

Joe García, director ejecutivo de la Fundación Nacional Cubanoamericana (FNCA), dijo a EFE que “esto es una provocación del gobierno de Cuba por la posición tan digna y correcta que ha estado tomando México en los últimos dos años, consecuente con la democracia y los derechos humanos”.

“Este es Castro tratando de provocar una situación, tratando de cambiar la disposición tan digna y moral que ha tenido el gobierno de Fox y está tratando de hacer víctima al canciller (mexicano Jorge) Castañeda”, afirmó García.

Por su parte, Salvador Lew, director de “Radio Martí”, negó que esa emisora hubiera manipulado las declaraciones de Castañeda, quien abrió las puertas de la embajada ” a todos los cubanos”. Lew, de origen cubano, aseguró que la radio “no provocó nada” sino que solamente “reportó objetivamente lo que dijo el canciller Castañeda en Miami”. (EFE)


Comentarios


Irrumpen en la embajada mexicana en Cuba por asilo