Isidori, en un escándalo 01-09-03



Isidori, en un escándalo

CHOELE CHOEL (AVM).- Las acciones marcan indudablemente a los hombres. Por eso el intento de votar fuera de tiempo de la senadora nacional Amanda Isidori dejó sentado que para algunos políticos las imposiciones de la ley no importan demasiado.

Cerca de las 19 cuando se estaban cerrando las mesas en el CEM N 47, donde Isidori hizo de fiscal general, quiso votar. A esto se le respondió que no podía porque debía hacerlo en una mesa de su sexo.

Por lo que se dirigió raudamente a la escuela N280 donde estaban dispuestas las mesas femeninas. Y aún cuando un policía apostado en la puerta sostuvo, antes de la llegada de la senadora, que no podría ingresar porque los comicios se habían cerrado a las 18, misteriosamente la representante rionegrina en el Senado de la Nación pudo entrar al establecimiento educativo. Allí, una fiscal de su partido la habría llamado para decirle que la dejarían votar, aún cuando el período de tiempo estipulado por ley había expirado. Y sólo podían votar las personas que hasta esa hora estaban en la escuela o en la puerta esperando su turno.

Sin ningún gesto de pudor, Isidori se dirigió a la mesa N 4, pero allí la presidenta junto con otros fiscales de otros partidos le informaron que no podía votar, que era imposible porque ya había terminado el tiempo. La senadora quiso apelar que había estado trabajando como fiscal y que había preguntado que si podía votar después, y una serie de argumentos que nos sirvieron para convencer a las autoridades de la mesa.

El intento de la senadora ocasionó no solo el enojo de muchos vecinos sino también que algunas personas que no habían podido votar se acercaran a las escuelas, con el argumento de que "si la senadora vota a cualquier hora nosotros también queremos votar".


Comentarios


Isidori, en un escándalo 01-09-03