Islamistas agitan Túnez y alertan en Irán



#

La inseguridad y el riesgo de un brote integrista quedaron patentes ayer en Túnez con el asesinato de un sacerdote polaco, degollado por extremistas según las autoridades, y el ataque a una calle de prostitutas por islamistas que querían incendiarla. Es el primer asesinato de un religioso, además extranjero, desde la caída del régimen de Ben Ali el 14 de enero. No fue el único brote fundamentalista en el país. Por la tarde, en la capital de Túnez, decenas de islamistas intentaron prender fuego a una calle en la que trabajan prostitutas. “Islamistas trataron de entrar en la calle Abdalá Guech para incendiarla”, declaró un policía tunecino que pidió el anonimato. En esta calle está situado uno de los principales prostíbulos de la capital, ubicado cerca de la Medina. Anteriormente, varias decenas de islamistas se habían manifestado exigiendo el cierre en Túnez de todos los “prostíbulos” y gritando consignas como “no a los prostíbulos en un país musulmán” y “el cierre de las casas de prostitutas es una obligación”. El gobierno se enfrenta a diario a robos a mano armada, manifestaciones que reclaman ayudas sociales y a la inmigración clandestina de miles de tunecinos que se van a Europa. En tanto, en Irán las protestas fueron a favor del gobierno: unos 10.000 defensores del régimen salieron a las calles en la plaza de Enqelab, en el centro de Teherán, exigiendo la ejecución de los líderes opositores. “Moussavi y Karroubi deberían ser colgados”, se oía en Enqelab en referencia al ex primer ministro Mir Hossein Moussavi y al ex presidente del Parlamento Mehdi Karroubi tras las manifestaciones antigubernamentales del lunes. En los últimos días, más de 200 diputados, varios grupos religiosos y seguidores del presidente Ahmadinejad reclamaron la detención y ajusticiamiento de los líderes opositores, tras las marchas antigubernamentales del lunes, reprimidas por la policía. (AFP/DPA)

En Túnez, islamistas atacaron los prostíbulos de la capital en nombre de la moral.

AP


Comentarios


Islamistas agitan Túnez y alertan en Irán