Israel mató a un líder del Hamas en Siria

Voló cuando puso en marcha su automóvil. Fue en aparente respuesta a la amenaza de las Brigadas Ezedin al Qasam, de que atacaría objetivos israelíes en cualquier parte del mundo.



DAMASCO (AFP) – El dirigente del movimiento islamista palestino Hamas, Ezedin Cheij Jalil, de 40 años, perdió la vida ayer en Damasco en un atentado cuya autoría ha sido reconocida oficiosamente por responsables de Defensa de Israel.

El atentado, en el que también resultaron heridos tres transeúntes, se produjo al final de la mañana en un barrio de Al Zahira, al sur de Damasco, cercano al campo de refugiados palestino Yarmuk. Jalil formaba parte de un grupo de 400 activistas islámicos expulsados en 1992 por el gobierno israelí de Yitzhak Rabin al Líbano.

Un vecino indicó que la explosión se produjo cuando Jalil puso en marcha el vehículo. Responsables de Defensa de Israel, interrogados por el segundo canal privado de televisión israelí, admitieron “de manera oficiosa” que Israel es responsable del asesinato en Damasco de Jalil, perteneciente a la directiva de Hamas.

“Israel calla y confirma (su responsabilidad) por su silencio”, añadió el corresponsal militar sin dar precisiones.

La radio pública israelí también barajó la posibilidad de que el atentado “esté firmado por el ejército israelí”. Según ésta, Jalil, oriundo de Gaza, era el brazo derecho de Yehia Ayache, apodado el “ingeniero”, un artificiero de Hamas asesinado por Israel hace nueve años.

Las autoridades sirias acusaron también a Israel de haber “asesinado” al dirigente de Hamas en un acto “terrorista”, informó la agencia oficial Sana.

En Gaza, las acusaciones contra el estado hebreo no se hicieron esperar. Muchir al Masri, un portavoz de Hamas, acusó a Israel de perpetrar el atentado. “Acusamos al Mossad (servicio secreto israelí) de estar detrás de este atentado”, declaró, al tiempo que amenazó al estado hebreo con “respuestas dolorosas”.

Hamas respondió en un comunicado que “no hay ningún cambio respecto a la política de luchar y enfrentarse a la agresión sionista de nuestro pueblo” aunque se reserva el derecho de “responder a este crimen cobarde en el momento y en el lugar más adecuados para los intereses del pueblo palestino”, según el texto.

Esta es una respuesta a la afirmación realizada poco antes por su brazo armado en Gaza, las Brigadas Ezedin al Qasam, que amenazaron con trasladar al extranjero la lucha contra Israel.

A principios de setiembre, a raíz de un atentado suicida reivindicado por Hamas que costó la vida a 16 israelíes, el estado hebreo multiplicó las amenazas contra Hamas y Damasco, afirmando que sus miembros no estarían a salvo en ninguna parte, ni siquiera en Siria.

En el pasado, los servicios israelíes asesinaron a varios dirigentes o militantes palestinos en el extranjero.

El jefe de la oficina política de Hamas, Jaled Mechaal, que actualmente se encuentra en El Cairo para participar en un diálogo interpalestino para elaborar una estrategia común ante la perspectiva de la retirada de Israel de Gaza, escapó a un intento de asesinato en Amman en 1997.

El 5 de octubre del 2003, por primera vez en 30 años, Israel llevó a cabo un ataque aéreo en e campo de entrenamiento cercano a Damasco que era utilizado, según el estado hebreo, por la Yihad Islámica.

Damasco está actualmente en el punto de mira de Estados Unidos, que en mayo le impuso sanciones económicas, acusando a las autoridades sirias de desestabilizar a su vecino iraquí y de apoyar a los movimientos radicales palestinos, que Washington califica de terroristas.

En una visita, el 11 de septiembre pasado, del secretario de Estado norteamericano adjunto encargado de Oriente Medio, William Burns, las autoridades sirias dieron señales de buena voluntad.

 

Mensaje para Assad

EL CAIRO/TEL AVIV.- El atentado contra un miembro de Hamas en medio de Damasco no sólo se dirige contra la organización radical palestina. Este ataque podría ser, ante todo, un mensaje al gobierno sirio de Bashar el Assad.

Un comentarista del diario israelí “Yediot Ahronot” calificó la explosión del coche bomba como una “doble señal” de Israel a Siria y a Hamas. Israel había resposabilizado también a Siria del atentado suicida de dos miembros de Hamas en Beersheva, que a finales de agosto se cobró la vida de 16 israelíes. El ministro de Defensa, Shaul Mofaz, dijo entonces que no se podían disociar “el terrorismo y las actividades en Siria”. Y anunció que Israel actuaría en el futuro “en todos los sitios contra el terrorismo, también en Damasco”. (DPA)


Comentarios


Israel mató a un líder del Hamas en Siria