Israel vota en alerta máxima: Sharon es amplio favorito

Encuestas prevén baja laborista y el ascenso de los ultrarreligiosos

Tel Aviv (dpa).- Israel celebrará hoy elecciones parlamentarias en medio de una fuerte seguridad y advertencias de que los extremistas palestinos podrían lanzar una serie de ataques, mientras las últimas encuestas predicen una victoria fácil del Likud, el partido del actual primer ministro, Ariel Sharon.

El Ministerio del Interior israelí anunció ayer que 26.500 policías y soldados estarán de servicio para garantizar la seguridad.

Los 7.967 centros electorales en todo el país abrirán sus puertas a las 07:00 (2 de la mañana en Argentina) y cerrarán a las 22:00. Aunque las televisiones anunciarán los primeros resultados hoy mismo, los oficiales no se conocerán hasta la noche del jueves.

Las fuerzas de seguridad israelíes lanzaron la alerta máxima para todo el país en medio de informaciones de que los extremistas palestinos planean graves atentados terroristas para entorpecer las elecciones. Los puestos de control en la Franja de Gaza y Cisjordania están cerrados desde la medianoche del domingo, lo que ha impedido a los trabajadores y empresarios palestinos entrar en el país. Este bloqueo acabará tras las elecciones, pese a las protestas palestinas.

Las encuestas publicadas ayer en los medios israelíes predicen que el partido de Sharon, que en la actualidad tiene 21 diputados en la Knesset (Parlamento), podría lograr entre 30 y 33 escaños de los 120 totales, convirtiéndose por primera vez desde hace 14 años en la principal fracción parlamentaria.

El opositor Partido Laborista, dirigido por Amram Mitzna y hasta ahora la mayor fracción en la Knesset con 25 bancas, podría sufrir una grave derrota y perder entre seis y siete escaños.

El ultraortodoxo Shas y el secular radical Shinui, que en su campaña aboga por recortar los subsidios a los religiosos, parecen ir codo con codo en la carrera por convertirse en el tercer principal partido. Dado que el sistema electoral israelí prácticamente garantiza que ningún partido pueda ganar mucho más del 50% de los votos, las especulaciones se centran en la formación de la próxima coalición de gobierno.

De acuerdo con las encuestas, los partidos religiosos y ultraderechistas tendrán entre 64 y 67 escaños. Aún así, Sharon ha dicho que preferiría crear una coalición de unidad nacional más que depender de los caprichos de los pequeños partidos. Sin embargo, los líderes laboristas ya los rechazan porque Sharon no está dispuesto a entablar negociaciones serias con los palestinos.

Bush hablará de la guerra y la economía

Washington (Télam-SNI).- Convencer sobre Irak y tranquilizar acerca de la economía serán los dos pilares del tercer discurso del presidente norteamericano, George W. Bush, sobre el estado de la Unión ante el Congreso, que ofrecerá hoy

"El presidente da los últimos retoques" a esta intervención, subrayó el portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer, quien agregó que Bush conversó sobre el discurso con el vicepresidente Richard Cheney durante un almuerzo.

Señaló que el discurso, considerado como una declaración anual de política general del presidente, durará alrededor de 45 minutos y comenzará a las 21 horas (local, 11 de Argentina).

La crisis con Irak ocupará un espacio considerable en momentos en que Estados Unidos concentra 150.000 hombres en el Golfo en previsión de una intervención militar contra Bagdad. "No será en este discurso que declarará la guerra a Irak", se cuidó, no obstante, de aclarar, el director de comunicación de la Casa Blanca, Blanche Dan Bartlett.

Baja el petróleo

NUEVA YORK (Reuters) - Los precios del petróleo cayeron un 3% ayer después de que el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, pidiera más tiempo para que los inspectores de armas investiguen en Irak antes de que Estados Unidos tome una decisión final sobre una guerra.

Por otro lado, algunas señales de que el gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez está debilitando el paro general que comenzó hace ocho semanas y que ha reducido drásticamente las exportaciones de petróleo también contribuyeron a la baja en los precios del crudo.

El precio del futuro para entrega en marzo del crudo ligero (WTI), referencial de Estados Unidos, cerró con baja de un dólar, a 32,38 dólares por barril, apenas por encima de su nivel más bajo durante la jornada, de 32,25 dólares por barril. Sin embargo el mercado sigue volátil, aseguran los expertos.


Comentarios


Israel vota en alerta máxima: Sharon es amplio favorito