James Bond o la tanda de publicidad más larga en películas



NUEVA YORK (dpa) – Dentro de poco llegará a las pantallas el James Bond más comercial de toda la historia. Será el 29 de octubre, cuando la vigésima segunda película del agente 007, “Quantum of solace”, se presentará mundialmente en el Festival de Cine de Londres.

Esta vez, el famoso espía británico no estará sólamente arropado por fabulosas mujeres, como s el caso de la ucraniana Olga Kurylenko.

También vendrá acompañado por una amplia gama de productos de marcas que harán de la película de Bond su mejor campaña de publicidad: Coca-Cola Zero, Ford, Sony, Omega y como novedad, la empresa británica de jets privados Ocean Sky, que compró un total de ocho apariciones en la película, según publicaba recientemente el diario británico “The Independent”.

El rotativo apuntaba que el nuevo filme de Bond, dirigido por Marc Forster (autor de “Monster´s ball”, 2001) se convierte en la cinta de la saga con mayor dosis de marcas de toda la historia.

Un récord que, según, el rotativo, superaría la película de Bond “Die another day” (2002), en la que el espía era encarnado aún por Pierce Brosnan. El filme fue rebautizado en su día “Buy another day”, por la cantidad de publicidad definida encubierta que contenía.

Dada la popularidad del personaje, las empresas no escatiman en gastos para poder salir en las películas de Bond, como el propietario de la compañía de jets, Kurosh Tehranchian, explicaba a “The Independent”: “Fue una gran inversión para nosotros en términos del uso del avión, pero es algo que pensamos que será realmente valioso para nosotros por la exposición que nos da”.

Tehranchian añadía: “La marca James Bond es única. Es conocida mundialmente, y no es nada controvertida: a todo el mundo le gusta”.

Acompañado de tan aplastante multipublicidad, volverá el actor británico Daniel Craig que interpretará por segunda vez a James Bond, después de “Casino Royale” (2006).

Con aquella película recibió el aplauso por su actuación y acalló las críticas de los que no lo veían en el papel de 007 -quizás por ser rubio, al revés del personaje creado por el escritor británico Ian Fleming, y quizás por ser un poco menos alto que los anteriores Bond.

Pero aunque Daniel Craig llegó a ser definido como el más auténtico Bond de la historia desde la época de Sean Connery, el actor de 40 años confesó en una entrevista reciente en la revista alemana “InTouch” que nunca quiso convertirse en el superagente británico.

Para Craig el peso de la fama no le permite ni estar tranquilo “cuando estás haciendo pis”, porque siempre hay una cámara de fotos presente.

Además, para Craig convertirse de nuevo en el atractivo Bond fue “un infierno” porque tuvo que perder peso. Todas dificultades que el agente 007 pudo superar gracias al apoyo de su novia de 29 años, Satsuki Mitchell, productora cinematográfica.

Con el apoyo de esta bella mujer, el de la guapa protagonista, y con la masiva publicidad llamada encubierta, Bond vuelve de nuevo para pronunciar la célebre frase “Bond, James Bond”, de la histórica saga de películas del agente 007, en la que lo que menos importa, según algunos, es el argumento.


Comentarios


James Bond o la tanda de publicidad más larga en películas