Joven engañó a una familia para que le cuiden a su hijito



VIEDMA (AV)- La solidaridad provocó un susto mayúsculo a una familia de esta ciudad, cuando se vio obligada a hacerse cargo de un niño de apenas dos años y medio, ante el ruego de una joven madre que debía atender una urgencia. Luego resultó que se trataba de un engaño porque, según se informó, la adolescente tenía un compromiso con un joven y ningún allegado podía cuidar a la criatura. Todo comenzó alrededor de las 23.10 del sábado pasado, cuando una joven golpeó la puerta de un domicilio de Dorrego al 1.000, en el barrio Ceferino de esta ciudad, y solicitó el cuidado del bebé a una mujer que la atendió. En ese momento, simulando cierta preocupación, alegó que debía asistir a un familiar, quien supuestamente se encontraba accidentado gravemente en el hospital Zatti.

Pasaron las horas y la mujer que recibió al niño empezó a preocuparse. Entonces, fue al hospital y allí comprobó que los médicos no habían atendido a ningún accidentado. La desesperación la trasladó a la comisaría Primera, donde contó la historia a la Policía, cuyo personal de guardia montó un operativo para dar con los familiares del niño. Para sorpresa de la familia, cuyo nombre se mantiene en reserva, la madre volvió a buscarlo cerca de las 3.30. Una guardia policial en la calle Dorrego la había identificado y pedido explicaciones de su conducta. Luego de varias dilaciones y algunos datos falsos, se llegó a la conclusión de que se había encontrado con un joven y no tenía con quien dejar al chico, que luego fue entregado a su abuela.


Comentarios


Joven engañó a una familia para que le cuiden a su hijito