“Jóvenes en la política”



El viernes 11 de febrero, mi madre me invitó a ir a la cena que el candidato del radicalismo Bautista Mendioroz daba en esta localidad. Luego de una comida amena, compartida con unos 100 vecinos, entre los cuales se destacaban concejales de nuestra localidad, el señor Mendioroz tomó la palabra para agradecernos el habernos acercado hasta el lugar e informarnos sobre su candidatura y planes para ser gobernador. Para mi sorpresa, cuando él comenzó a hablar, la gente en la sala realizó un silencio respetuoso, pero para nada atento. El mismo realizó chistes sobre cuando vivió en la zona y sobre algunos de los candidatos opositores. Comentó cómo sería su gestión si era elegido gobernador. Habló sobre lo que él llamó el primer empleo joven, que estaría dedicado a aquellos de entre 18 y 35 años y cómo quería que éstos se integraran a la política rionegrina. Sin explayarse en lo más mínimo, y siendo totalmente superficial y vano, dejó un montón de interrogantes. Momentos más tarde, cuando terminó de hablar, supuse que nos preguntaría qué pensábamos, cuáles eran las inquietudes de la gente o qué nos había parecido la misma. Por lo contrario, se sentó y esperó las palmadas en la espalda de casi el 70% de los vecinos. Muy disconforme con esto, fui a hablar con él y le pregunté si creía que alguien lo había escuchado en la sala. A lo cual se quedaron atónitos todos los que estaban junto a él. También ¿por qué los empleados públicos de la provincia no pueden tener un crédito accesible para la vivienda, sin caer en los planes del IPPV o en el asistencialismo, que genera un mal peor? A lo cual nuevamente se quedó mirándome y diciéndome que tenía que buscar “un abanico de posibilidades para la gente”. Por último le comenté si conocía los recibos de haberes de los estatales provinciales, siendo Río Negro una provincia con un nivel muy alto de empleados públicos, entre los cuales se encuentra mi madre, con 30 años de servicio. Me informó que no. Pese a mi malestar quería seguir preguntándole, pero una persona nos interrumpió y decidí dejar todo así. Qué otra respuesta se puede esperar de alguien que no conoce los haberes de los empleados provinciales. Saludé al ingeniero y al salir del restaurante me encontré con dos vecinas que estaban sentadas frente a mí, en la cena, chicas de entre 15 y 17 años, a las que un puntero político les estaba dando 100 pesos a cada una por completar las mesas en el encuentro. ¿Así quiere el señor Mendioroz integrar a los jóvenes a la política? ¿Éste es el nuevo radicalismo joven del que habló? Para mí es una falta de respeto y no pertenezco a ningún partido político, ni tengo afiliación. Hasta ese momento desconocía quién era nuestro vicegobernador, ¡qué tristeza! Miguel Ángel Mathías Ibáñez DNI 32.189.719 El Bolsón Email:mathias_angel@hotmail.com


Comentarios


“Jóvenes en la política”