Jóvenes investigadores quedarán a la deriva

Denunciaron una reducción mayor al 60% en el número de ingresantes a la carrera de investigador científico para el año próximo en todo el país.



Jóvenes investigadores quedarán a la deriva

El consejo directivo del Centro Científico Tecnológico Conicet Patagonia Norte se manifestó en contra de la reducción mayor al 60% en el número de ingresantes a la carrera de investigador científico para el año próximo.

Se trata de jóvenes de 30 a 35 años que ya cuentan con doctorados, con toda una producción científica. Pasaron por muchas instancias de evaluación, por comisiones y aun con ese aval, el directorio denegó el ingreso por el recorte presupuestario”, subrayó Susana Bandieri, directora del Instituto Patagónico de Estudios de Humanidades y Ciencias Sociales, de la Universidad Nacional del Comahue.

De 800 postulantes a la carrera de investigación, solo ingresaron 285 como investigadores de carrera, otros 70 por temas estratégicos y 40 del extranjero. El año pasado, ingresaron unos 700.

María Marta Quintana es doctora en Filosofía y se radicó en Bariloche siete años atrás a partir de su inserción en el Conicet y la Universidad Nacional Río Negro. “Esto genera un efecto dominó porque se pierden docentes, investigadores, se desarticulan equipos de trabajo. Nos fuimos radicando acá a raíz de la aparición de estos institutos. Estos recortes deshacen la cadena”, indicó Quintana, integrante del grupo Científicos y Universitarios Autoconvocados de Bariloche.

Bandieri recoró que el ministro de Ciencia y Tecnología de Nación, Lino Barañao, “había prometido aumentar un 10% la cantidad de investigadores anualmente. Lo único que vamos a generar con esto es que se vayan del país. Están muy bien conceptuados en el exterior, son muy demandados por universidades extranjeras. He perdido muchos becarios que fueron tomados por universidades de otros países que les aseguran el trabajo”.

Agregó: “Si no fomentás el modelo científico tecnológico, ¿qué país vamos a tener desde lo productivo? Podemos tener dos modelos de país. Uno que importe los medicamentos, que compre satélites a compañías multinacionales, que no haga investigaciones. O que todo esto se desarrolle en el país”.


Comentarios


Jóvenes investigadores quedarán a la deriva