Jubilados no consiguen camas en los hospitales

Cuando los afiliados al PAMI de Neuquén se deshidratan, los dejan 24 horas en una sala de guardia. Los trámites para lograr una prótesis

NEUQUEN (AN).- Descompensaciones, diabetes, falta de sodio y deshidratación son las patologías más comunes que obligan a los abuelos a ser internados para su recuperación. Pero conseguir una cama en hospitales y clínicas de la ciudad se convierte, desde hace tiempo, en una pesadilla para los afiliados al PAMI.

La provisión de prótesis inmersa en la burocracia más rígida, complica aún más el panorama de la obra social de los abuelos. Entre cuatro y seis meses es el período que deben esperar para que la obra social autorice la compra de una prótesis de cadera u hombro, que se adquieren en Buenos Aires, Córdoba o Bahía Blanca.

En Neuquén funciona una de las 36 Unidades de Gestión Local del PAMI que cuenta con unos 24.000 afiliados, de los cuales 12.000 residen en la capital neuquina. La delegación no es ajena a las deficiencias en la prestación de los servicios esenciales de salud que acosan al organismo a nivel nacional.

Si bien los servicios de médico de cabecera, laboratorio y estudios completamentarios se presta con normalidad, la internación y la provisión de prótesis atentan contra la salud y calidad de vida de los abuelos.

En Neuquén, el PAMI tiene convenios con los hospitales Castro Rendón y Heller, con el Policlínico ADOS y la clínica Cmic. Pero la disponibilidad de camas en salas de internación y terapia intensiva y media no alcanza para cubrir la demanda, y mucho menos si se trata de un afiliado a la obra social nacional.

Si un abuelo presenta un cuadro de deshidratación o descompensación y pide atención en un hospital público, debe resistir como pueda. Por lo general, estás son patologías que requieren internación de más de un día.

Frente a la falta de camas, se los ubica a los afiliados al PAMI en camillas en las guardias de los nosocomios donde les brindan la asistencia médica. «Allí pasan un día entero o un par de horas si tienen la suerte de que esté por desocuparse una cama y no surge una urgencia», comentó indignada Alicia Chiacharini, presidente del Parlamento de la Tercera Edad.

«A los abuelos se les retacean las camas por el costos que representa para los sanatorios. Se debe a que las patologías de los jubilados son más complejas porque son pacientes que, además, tienen presión, diabetes, colesterol o necesitan asistencia respiratoria», explicó Chiacharini.

Cuando el cuadro clínico del afiliado al PAMI es más grave se lo traslada a un

centro de salud de las localidades aledañas a la capital neuquina, lo que implica un gasto extra para el enfermo.

El titular de la delegación Neuquén de PAMI , Carlos Caballero, explicó que «la obra social va solucionando de a poco los inconvenientes que se presentan en las prestaciones. Actualmente todas se realizan con normalidad».

La provisión de prótesis es otra de las pesadillas que viven a diario los abuelos.

La serie de trámites que se requieren para que la obra social autorice la compra, demora la cirugía del paciente entre cuatro y seis meses.

«La demora es la normal que requiere el trámite porque se compran en las empresas que se han contratado desde la central nacional del PAMI», consideró Caballero.

La gerencia pide presupuesto a tres proveedores de Buenos Aires, Bahía Blanca o Córdoba, luego el PAMI autoriza uno de ellos y se emiten las órdenes de compra. Cada envío tarda en llegar a Neuquén entre 15 y 20 días. Durante todo ese tiempo, en la mayoría de los casos, los abuelos permanecen internados, con el consecuente gasto por insumos médicos y medicamentos.

Las jubilaciones nacionales rondan entre los 180 y los 380 pesos mensuales.

«El PAMI debería tener autonomía para que las compras se realicen en los comercios de acá. Cuesta diez veces más caro comprar afuera y mantener al afiliado internado, que comprar en la zona», opinó la presidente del Parlamento de la Tercera Edad, una entidad que agrupa a los jubilados.

Las prestaciones de medicina clínica, cirugía de cataratas, odontología, oftalmología, óptica, laboratorio y estudios de complejidad dos y tres como ecografías y tomografías se realizan con normalidad.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora