«Juego seis meses en Junín y vuelvo a Bolivia»

CIPOLLETTI (AC).- Ni Bolivia ni Ecuador. Finalmente, el destino del «Bachi» Eduardo Iachetti será Sarmiento de Junín, que lo repatrió y lo tendrá entre sus filas durante el primer semestre de este año jugando el Clausura de la Primera B Nacional.

No será fácil la nueva etapa del cipoleño. Porque llega a un equipo necesitado de muchos puntos -quedó último en el Apertura de la segunda división-. El equipo busca terminar con una anemia futbolística importantísima, que se traduce en estos números: en 19 partidos cosechó apenas 17 puntos, con una diferencia de gol de -17.

Iachetti sabe que se juega bastante en esta nueva etapa, sobre todo porque la «vidriera» cambia sustancialmente. De todas formas dice tener algo en claro: «juego seis meses y me voy, vuelvo a Bolivia -último equipo, el Blooming- o a Ecuador». ¿Los motivos? La parte económica, ya que en aquellos países el desembolso es en dólares. «El 10 (de este mes) cumplo 30 años, este es una carrera corta y hay que intentar asegurarse un pasar económico», dice el delantero.

– Pero ¿tenías ganas de volver al fútbol argentino?

– Sí, pero lo haré sólo por seis meses (el Clausura 2005 se larga en febrero, Sarmiento enfrenta a El Porvenir de visitante). Después me vuelvo a Ecuador o Bolivia. El ofrecimiento económico que me hicieron en Sarmiento es bueno, pero no tanto como allá.

– Ahora vas a tener que pelear el descenso…

– Claro, Sarmiento es un equipo que ascendió el año pasado. Los dirigentes harán un esfuerzo grande por llevar dos o tres refuerzos de jerarquía. La idea es salvar la categoría.

Iachetti llegó ayer a Buenos Aires, y se puso a las órdenes del técnico Horacio Bongiovani, que por esas cosas de la vida, cuando fue técnico de Cipolletti hizo debutar a Aníbal, el hermano mayor de «Bachi».

– ¿Pensás en volver definitivamente a Argentina?

– Todavía no. Cuando me esté por retirar seguro. Lo que pasa que la carrera del futbolista es corta, y hay que aprovecharla al máximo. Es mejor tener trabajo afuera que estar de vacaciones.

– Y Cipolletti…

– Yo siempre vendría por amor al club. Me críe ahí. Pero hoy todavía no se puede. Igual, nunca nadie me vino a preguntar si quería volver. Además, cuando deje el fútbol nadie va a venir a decirme 'tomá Bachi, acá tenés plata por haber jugado en Cipolletti'.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora