Jueza ordenó acondicionar la Escuela de Hotelería

Jueza de Familia ordenó a la provincia que garantice el dictado de talleres correspondientes a las distintas carreras del CET 25.




#

Provincia deberá construir los talleres para el CET 25. Foto: Archivo.

EDUCACIÓN

La jueza Marcela Pájaro hizo lugar al amparo presentado por la comunidad educativa del CET 25 e intimó al CPE que para que en el plazo de 30 días “genere en el predio de la Escuela de Hotelería las aulas suficientes” para garantizar el dictado de todos los talleres contemplados en las distintas carreras.

La magistrada consignó en su resolución que “efectivamente los alumnos están perdiendo horas de clase de talleres por la ausencia de espacio para el dictado de dichas clases” y que la provincia no pudo controvertir la presentación realizada por los padres en tal sentido.

La escuela (CET 25) tiene 3 aulas-talleres pero se necesitan 7 para poder cubrir la matrícula de 334 alumnos. Este año se completó el colegio de Primero a Sexto año y el alumnado creció pero el espacio físico no.

Las deficiencias edilicias obligaron a establecer turnos rotativos para el dictado de talleres a los alumnos. Desde que comenzó el ciclo lectivo, los alumnos se alternan en la semana para tener uno u otro taller y pierden un 30% de las clases que establece el plan de estudio.

Los problemas no se limitan a lo edilicio, por falta de designación de un coordinador todavía no se iniciaron los cursos de formación que cuentan con 100 alumnos.

“El inicio de clases se encuentra avanzado, y no se avizora solución” sostuvo Pájaro que coincidió con el dictamen de la defensora de Menores, Ana Fernandez Irungaray en la “palmaria la procedencia de la acción” de amparo promovida por la comunidad educativa.

“La respuesta que se ha brindado resulta a todas luces insatisfactoria toda vez que no se vilusmbra en ella una solución con fecha cierta para el conflicto que aqueja a los amparistas” destacó.

A principio de abril la jueza realizó una inspección ocular en el establecimiento junto al director del establecimiento Andrés Galiñanes, el delegado Regional de Educación, Pablo Zucaro, y un grupo de padres. La inspección se concentró en el subsuelo del edificio, donde deben construirse los talleres, y se extendió luego a la cocina, demás aulas y pasillos.

En su fallo, la jueza señaló la superficie necesaria para el desarrollo de los talleres existe en el subsuelo y que las aulas deberán contar con “todos los requerimientos elementales de funcionamiento” y anticipó que realizará un seguimiento sobre la ejeución de la medida cautelar que tendrá un primer turno de constatación el próximo 14 de mayo.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Jueza ordenó acondicionar la Escuela de Hotelería