Jugar mal le costó caro al Depo

Julio Toresani será el nuevo técnico de Deportivo Madryn, que ayer fue dirigido por un DT interino tras la renuncia de Oliver.



#

argentino b

Leandro Dómini: un tiempo fue lateral izquierdo y el otro, stopper.

Gentileza

Un duro golpe recibió el Deportivo Roca en su visita a Puerto Madryn. Ayer por la tarde fue derrotado 3-0 por el Deportivo y quedó expuesto a perder la punta si esta tarde ganan Boca RG y Huracán de Comodoro Rivadavia, sus compañeros de liderazgo en el inicio de la séptima fecha del Grupo 1 del torneo Argentino B. De nada sirvió la paridad en la estadística del Naranja con el equipo aurinegro (10 triunfos por lado en el historial general y cinco para cada uno jugando en Madryn). Ni siquiera que el Depo haya ganado tres de los últimos cuatro partidos jugados en el Coliseo del Golfo. Ayer, la historia fue muy distinta. Si bien el partido arrancó parejo, lo cierto es que Roca nunca le encontró la vuelta. Y una vez más, el equipo extrañó la creatividad de Leandro Puig, ya casi recuperado de su lesión muscular. Alejo Gelatini no luce cuando se tira al medio y ayer no fue la excepción. El flexible 4-4-1-1 no dio resultados en el primer tiempo y Ricardo Pancaldo lo desarmó por un 3-4-3 en el complemento, cuando ya perdía 1-0. El partido comenzó a ser de Madryn a los 14 minutos cuando Diego Escudero mandó a la red una gran jugada de Bona que continuó Ferrer y cerró el volante central. Para el Depo, sólo una acción de riesgo que protagonizó Fernando Fernández. Nada más. En el vestuario, Pancaldo decidió cambiar a Alexis Luna por Emiliano López. A los dos minutos, el Depo pudo empatar de tiro libre, pero el remate de Acosta fue rechazado al córner por el arquero Diego Luque. Cuando parecía que Roca se acomodaba mejor en el partido, Madryn golpeó por segunda vez: a los ocho minutos, Bona capitalizó una pelota perdida en ataque por el Depo, asistió a Apud y éste no falló: 2-0. Pancaldo dio vuelta el equipo con los ingresos de Brosso y Castro por Gelatini y Maxi Acosta. El Naranja se paró con tres defensores y tres atacantes, pero tampoco resultó. Un par de minutos después, a los 19, Escudero marcó por segunda vez en la tarde y llevó el partido a un 3-0 que fue inalcanzable. A cuatro del final, Taborda pudo descontar de penal, pero el tiro lo detuvo Luque.


Comentarios


Jugar mal le costó caro al Depo