Juicio por homicidio en accidente




SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El juez de Instrucción Martín Lozada resolvió elevar a juicio oral y público la causa que se inició hace tres años y medio, cuando un micro con estudiantes volcó mientras circulaba por el camino al Catedral y ocasionó la muerte de un alumno de un colegio bonaerense y lesiones a otros 16 jóvenes que participaban de la excursión.

El colectivo que se despistó en una curva del camino, denominada "de la herradura", era conducido por el imputado, Joselito Mardones, y transportaba al grupo de estudiantes hacia el centro invernal cuando se desplazó del camino, atravesó la banquina y se desbarrancó por una pronunciada pendiente. Como consecuencia del vuelco murió el estudiante Darío Ezequiel Cocha, en tanto que los otros 16 jóvenes que estaban en el automor sufrieron lesiones de distinta índole.

El hecho investigado por Lozada ocurrió a las 13:36 del 19 de setiembre de 2005, cuando el colectivo se despistó de manera sorpresiva de la ruta, se desplazó hacia su derecha y en forma gradual atravesó la banquina para desbarrancarse por una pendiente de aproximadamente 32 metros. Como consecuencia del vuelco se produjo la muerte instantánea de Darío Cocha, quien sufrió múltiples fracturas y aplastamiento de cráneo.

Al dictar el procesamiento del conductor, Lozada sostuvo que "se comportó de modo negligente al frente del ómnibus, sin adoptar la precaución necesaria que resulta exigible a quien asume dicha tarea". Para el magistrado, la falta de atención de Mardones fue determinante para que la unidad saliera de la cinta asfáltica y cayera por la pendiente, dejó sentado que había buena visibilidad, y descartó la existencia de un defecto y/o desperfecto mecánico.


Comentarios


Juicio por homicidio en accidente