Juicios sumarísimos y protección de testigos

Los juicios sumarísimos para delitos flagrantes y el programa de protección de testigos fueron los dos proyectos que el ministro de Justicia, Horacio Rosatti, fijó ayer como prioridades del gobierno frente a los cambios en estudio en el Congreso.

El mensaje fue transmitido a los diputados de tres comisiones que analizan los proyectos de reforma judicial, en la primera visita del ministro a la cámara desde que reemplazó a Gustavo Beliz. Rosatti aclaró que ambas propuestas son las reformas "a corto plazo" que planea implementar el gobierno y las completó "a mediano plazo" con "un programa integral para menores" y los juicios por jurados. Así, el ministro tomó distancia de quienes levantan como consigna fundamental la baja de la edad de imputabilidad. Para Rosatti, si se enfocara el problema exclusivamente desde la edad "no se tomaría que el problema de los menores merecen" y propuso, en cambio, "un enfoque global", que incluya una nueva infraestructura y la creación de equipos interdisciplinarios para tratarlos.

"Hay que tener un sistema muy específico, que permita una instancia superadora, de lo contrario podríamos estar generando un delincuente en potencia", explicó el ministro.

La visita de Rosatti sirvió para precisar la posición del gobierno en el capítulo judicial, que en una mezcla de anuncios y proyectos había lanzado Beliz y, tras su renuncia, había quedado envuelta en dudas. El ministro aclaró que el gobierno está especialmente interesado en cuatro propuestas:

1) Los juicios sumarísimos para delitos flagrantes, un mecanismo que permite acelerar los procesos cuando los acusados son descubiertos in fraganti.

2) La extensión del programa de protección a testigos e imputados o "ley del arrepentido", que hasta ahora se aplica sólo a casos de narcotráfico, terrorismo y secuestros.

3) La creación de juicios por jurados, con participación de la comunidad. Existen proyectos tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado y está contemplado en la Constitución. La idea fue criticada en la reunión por el socialista Héctor Polino, quien recordó errores cometidos por jurados en Estados Unidos, como la condena a los anarquistas Ferdinando Sacco y Bartolometo Vanzetti.

4) El programa integral para la protección de menores. Incluye la eliminación del actual sistema de patronazgo para los niños y adolescentes involucrados en problemas judiciales. Implica una reforma a los institutos de menores, que recibieron críticas por gran parte de los legislados.

(DyN)

Nota asociada: Convocarán a provincias para combatir la inseguridad  

Nota asociada: Convocarán a provincias para combatir la inseguridad  


Comentarios


Juicios sumarísimos y protección de testigos