Juntaron más de 400 firmas para reclamar seguridad



CIPOLLETTI (AC).- Preocupados por los reiterados robos, vecinos del sector norte de la ciudad se reunieron ayer en una escuela primaria que se encuentra ubicada nada menos que al lado de la comisaría 32 de Cipolletti.

Participaron, entre otros, el juez Guillermo Baquero Lazcano, titular del juzgado 25, funcionarios policiales y municipales, que habían sido invitados especialmente para debatir sobre esta problemática.

En el encuentro se entregaron notas "con más de 400 firmas" para exigir mayor prevención y seguridad en la zona. Los petitorios fueron dirigidos al intendente Alberto Weretilneck y al jefe de Policía.

Unas 80 personas se reunieron en el salón de la escuela 293 desde las 14 de ayer. Las críticas a la policía y los reclamos fueron constantes. Entre los presentes había varios familiares o víctimas de robos ocurridos en la zona norte, muchos de ellos, protagonizados por menores de edad.

Esta realidad le dio pie a los vecinos para empezar a organizarse a fin de conseguir la creación de un instituto de menores en la ciudad. La inquietud fue avalada incluso por Baquero Lazcano, quien describió los inconvenientes que se presentan cuando se tiene que internar a un menor de edad en las entidades que funcionan en Roca o Viedma. "Hace falta un instituto de menores", fue categórico el juez de instrucción.

Varios vecinos relataron sus padecimientos por la falta de seguridad y también denunciaron que en muchas ocasiones "la policía no actúa" cuando en forma telefónica advierten que se está cometiendo un delito. "Recién van después, cuando ya todo pasó y no encuentran nada", se quejó una mujer.

La reunión se realizó ante reiterados asaltos o robos ocurridos en los últimos días en comercios y viviendas en la zona norte de la ciudad.

Los vecinos reclamaron por nota que la policía realice "con frecuencia durante las 24 horas" recorridas por el sector. Apenas concluyó el encuentro, llegó un contingente del grupo Bora.


Comentarios


Juntaron más de 400 firmas para reclamar seguridad