Femicidio en Catriel: la teoría sin perspectiva de género de la defensa

Rubén Antiguala dijo que fue un crimen por "ajustes de cuenta" y aseguró que Cronenbold es inocente. La jueza de Garantías señaló que su teoría "no era razonable".





Narcotráfico, ajustes de cuentas y complicidad entre policías y fiscales fue la teoría que desplegó el abogado defensor del imputado por el femicidio en Catriel. Dijo que el crimen respondía a un «entramado del narcotráfico» y que la acusación contra Fernando Cronenbold estaba armada. «No es razonable» dijo la jueza de Garantías Agustina Bagniole sobre las hipótesis con total carencia de perspectiva de género que desplegó el letrado. No solo dijo que su cliente es inocente, sino que pretendió responsabilizar del crimen a la propia víctima.


Incluso puso en tela de juicio la confesión del imputado que 30 horas después de su detención «se quebró» y dijo donde estaba el cuerpo. Agregó que fueron las propias fuerzas de seguridad quienes lo plantaron en el descampado donde fue hallado.


Rubén Antiguala tomó la defensa de Cronenbold minutos antes del inicio de la audiencia de formulación de cargos, ayer por la tarde. Por eso, la jueza Bagniole le otorgó un cuarto intermedio de 30 minutos para que pueda interiorizarse en la causa. A pesar de las pruebas que lo incriminan desarrolló una rebuscada teoría que fue desacreditada por la magistrada, con una ausencia sobre la temática de género inusitada en un alegato judicial.


«Está muy bonito y bien planteado que le haya sacado un dedo para usar su celular, pero no es así. Esa prueba que dice la fiscalía no se compartió. Nuestra teoría es que hay un entramado de cuestiones de deudas y cuestiones de narcotráfico donde ha sucedido este hecho. Mi cliente no tiene nada que ver», señaló.


El defensor reconoció que Cronenbold fue a la zona de Medanito en horas de la siesta del martes 28 de junio como dijo la fiscalía, pero su argumento es que fue a trabajar. Coincide con la teoría del fiscal Gustavo Herrera quien explicó que además de ir a enterrar el cuerpo en la zona de Puesto Morales «aprovechó» para realizar algunas tareas laborales.

Por eso sostuvo que el imputado las realizó entre las 12 y las 17. Minutos después, cuando regresaba, fue detenido por la policía. Antiguala también puso en duda la legalidad de las pruebas que recabó el Ministerio Público Fiscal. «¿Fue legal?», se preguntó sobre el hallazgo del celular de la víctima.


El dispositivo fue eje de discusión en la audiencia, pero también puertas adentro de la fuerza policial. Es que el fiscal dijo que tuvo en su poder el móvil mientras estaba detenido. Que además le cortó el dedo pulgar derecho a Patricia para poder desbloquearlo y utilizarlo, que es lo que hizo según detalló Herrera en su teoría del caso. «La señora tenía deudas, se metía con gente extraña (…) no sabemos lo que pasó», dijo Antiguala. También negó la persecución tras el intento de fuga de Cronenbold cuando regresaba de la zona de Medanito.


Bagniole no dudó en decir que la teoría de Antiguala no era razonable, sobre todo con relación al hallazgo del celular que según Antiguala fue «plantado». «Esta hipótesis no resulta razonable en vistas a la información que ha brindado la fiscalía (…) respecto de la confesión del señor Cronenbold tampoco advierto asidero en el planteo que hace la defensa (…) Cronenbald previamente dio las instrucciones de donde estaba el cuerpo asesorado por su defensor», manifestó la Magistrada. Así, la jueza de Garantías descartó todos los planteos de nulidad de la defensa y confirmó la formulación de cargos por femicidio.


La confesión


La confesión del imputado sobre el lugar donde estaba el cuerpo será uno de los puntos centrales en la discusión jurídica. La defensa dijo que fue obtenida de forma irregular. El fiscal relató que el hombre «se quebró» y confesó donde estaba el cuerpo de Patricia. Lo que pudo averiguar RIO NEGRO que es que el miércoles por la tarde, el defensor oficial Sebastián Nolivio viajó de Cipolletti a Catriel para entrevistarse con Cronenbold.

Horas después de ese encuentro -Nolivo ya estaba de vuelta en Cipolletti- el imputado lo llamó y tras esa comunicación decidió hablar sobre el lugar donde encontraron el cuerpo de la joven de 31 años. Lo hizo en presencia virtual del defensor. El imputado acompañó a la delegación policial hasta el sector rural.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Femicidio en Catriel: la teoría sin perspectiva de género de la defensa