Imputan y dictan prisión preventiva por abusos a trabajador del hospital de Regina

Un trabajador del hospital de Regina que fue detenido el jueves, fue imputado por tres hechos de abuso sexual agravado. Los hechos ocurrieron en Huergo donde se desempeña como pastor.





Por tres hechos de abuso sexual agravado a menores, dictaron el procesamiento y prisión preventiva a un hombre de 52 años, trabajador del hospital de Regina, que el jueves fue detenido mientras desarrollaba sus tareas en el centro de salud.

Los hechos de abuso contra tres menores ocurrieron en Ingeniero Huergo, donde el hombre se desempeñaba como pastor de una iglesia. Las agresiones contra la integridad sexual comenzaron en 2019 y se extendieron hasta agosto, cuando familiares de las víctimas presentaron la denuncia en la Fiscalía Descentralizada de Villa Regina.

La imputación fue realizada por el equipo fiscal de Villa Regina, en tanto que el juez de Garantías interviniente tuvo por formulado los cargos y dictó la prisión preventiva por cuatro meses por el peligro procesal de entorpecimiento a la investigación.

El hombre, pastor referente de la Iglesia, habría abusado de tres niñas. Algunos hechos ocurrieron dentro de la iglesia, otro en un domicilio, algunos fueron en el 2019 y se extendieron hasta agosto de este año”, señaló en su acusación el Ministerio Público, que sumó como evidencias las denunciar que formularon los familiares de las víctimas y las Cámaras Gesell que se realizaron tras la detención del hombre imputado.

Entre la evidencia presentada por el Ministerio Público Fiscal se encuentran las denuncias de las madres de las víctimas menores de edad, las Cámaras de Gesell realizadas ayer inmediatamente después de haber detenido al hombre señalado como presunto autor de los hechos.

Por tratarse de tres casos de abuso sexual agravado, el equipo fiscal presentó una calificación legal para cada uno de los hechos.

El primero lo calificó como “abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por un ministro de culto (en un número indeterminado de veces), en concurso ideal con corrupción de menores”.

El segundo fue calificado como “abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por un ministro de culto, y abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por un ministro de culto en grado de tentativa en concurso real, todo lo cual concursa de manera ideal con corrupción de menores”.

Finalmente el tercer hecho fue calificado como “abuso sexual simple agravado por ser cometido por un ministro de culto (en un número indeterminado de veces), abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido por un ministro de culto en grado de tentativa en concurso real, todo lo cual concursa de manera ideal con corrupción de menores”.

Por su parte la defensa pública no se opuso a la formulación de cargos, aunque sí cuestionó la calificación legal al sostener que el hombre detenido no tiene título como pastor, sino que es colaborador de la iglesia evangélica en la que ocurrieron los hechos.

Al resolver, dar por formulados los cargos y dictar la prisión preventiva por cuatro meses, el juez de Garantías, señaló que el Superior Tribunal de Justicia en un fallo definió que “carece de relevancia que estuviera formalmente designado como ministro de culto o no, ya que ejercía funciones como pastor, la confianza que se depositó en él, que dice representar a un culto y ello opera como agravante. Basta con que el autor al momento del hecho ostente la calidad exigida por la norma y cómo debe tratarse de una conducta abusiva y se aproveche de su condición”.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Imputan y dictan prisión preventiva por abusos a trabajador del hospital de Regina