Lo acusan de matar por un pedazo más de asado en Rincón de los Sauces

El juicio comenzó este lunes. El imputado ya tiene una condena por abuso sexual y estaba en libertad condicional cuando ocurrió el hecho.





Una reunión familiar culminó en una confusa pelea con el saldo de un muerto en Rincón de los Sauces. Este lunes empezó el juicio contra el único imputado, Isaías Ezequiel Molina, quien fue señalado por un sobrino de la víctima como autor de la puñalada que terminó con la vida de Daniel Orlando Pérez.

«No me mires hijo de puta. Díganle que no me mire», le pidió el testigo al Tribunal integrado por Carina Álvarez, Andrés Repetto y Nazareno Eulogio (vía Zoom).

Molina es un sujeto de 29 años con violentos antecedentes. El 10 de mayo de 2013 fue condenado a 14 años de prisión porque atacó a una adolescente de 16 años, le dio martillazos en la cabeza, le provocó graves heridas, la pérdida parcial de la visión de un ojo, y la abusó. Además tiene causas por robos y lesiones.

El 7 de marzo del 2021 obtuvo la libertad condicional, y el 19 de septiembre de ese año ocurrió el homicidio que le atribuyen.


Cumpleaños que terminó en tragedia


De acuerdo con la fiscal del caso Rocío Rivero, quien estuvo acompañada en el juicio por la funcionaria Gisela Entre Ríos y la agente judicial Yésica Schweiker, se festejaba un cumpleaños en una vivienda de Rincón de los Sauces a la cual alrededor de las 4 de la madrugada llegó Molina, primo hermano de uno de los dueños.

Hacia las 7 de la mañana se produjo una discusión por el sobrante del asado. Según el sobrino de Pérez, Molina le quitó un pedazo de pan a su tío y allí empezó la pelea. Sobre la mesa había al menos tres cuchillos de grandes dimensiones.

Las agresiones fueron a puño limpio en el interior de la casa, pero luego los protagonistas salieron al patio. Allí Pérez cayó al piso y «este hijo de puta le pega la puñalada», según declaró su sobrino señalando a Molina.


El cuchillo


El joven salió corriendo con Molina persiguiéndolo. Un vecino lo vio arrojar el cuchillo en un baldío; de allí lo secuestró Criminalística y constató que la hoja está manchada con sangre de Pérez.

La defensora pública Beatriz del Valle Chavero hizo pocas pero muy dirigidas preguntas a los testigos. Su teoría del caso parece apuntar a que hubo un exceso en la legítima defensa, o hasta un homicidio culposo. El juicio tiene varios días por delante.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Lo acusan de matar por un pedazo más de asado en Rincón de los Sauces