Justificativos por la baja recaudación

Culpan a la deflación y ratifican rumbo económico.



BUENOS AIRES (DyN).- El gobierno nacional intentó ayer enviar un mensaje de optimismo pese a la baja registrada en la recaudación fiscal del mes de marzo y, tras asegurar que los ingresos tributarios aumentarán en el mes de abril, ratificó que no “ve la necesidad de ningún replanteo” del rumbo económico.

Al término de la reunión del gabinete nacional, el ministro de Economía José Luis Machinea, salió a justificar la baja del 2,4% en la recaudación fiscal, al hacer referencia a una “deflación de precios” que se registra desde el año pasado, e insistió en que existen numerosos “indicadores” que señalan que la actividad económica está en franca mejoría.

“Se dice que la venta en supermercados disminuyó. Es el valor de las ventas, hay una caída del precio del 4,5 por ciento, pero hubo un aumento del volumen del 2%, en enero y febrero, y el volumen es lo que importa”, afirmó el ministro.

Además, el funcionario volvió a justificar el denominado “impuesto” al afirmar que el país estaba a punto de incendiarse” a partir del enorme déficit fiscal heredado de la administración anterior y adelantó que el Gobierno podrá cumplir con las metas acordadas con el FMI.

Machinea aseguró también que “el gran aumento de la recaudación comenzará en abril”.

Asimismo, el ministro indicó, en relación a la comercialización de productos en supermercados que “en términos de volumen aumentó”, pero reconoció que la deflación afectó la recaudación de los impuestos, como el IVA, que se fija en relación a los precios.

La caída de la recaudación fiscal en marzo potenció en la coalición de gobierno algunos cuestionamientos a la gestión del titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Carlos Silvani.

Duro contra Silvani

El economista de la Alianza Arnaldo Bocco criticó con dureza a Silvani, al señalar que en ese organismo “no se avanzó nada” en la lucha contra la evasión desde que comenzó la gestión de Fernando de la Rúa.

El titular de la AFIP, designado en esa posición por el ex presidente Menem y ratificado por el actual mandatario, no logró mantenerse en el cargo sin soportar previos cuestionamientos de parte de algunos de los funcionarios actuales.

Bocco, director del Banco Ciudad de Buenos Aires, admitió, no obstante, que “mientras esté baja la actividad económica y subsistan las restricciones financieras especialmente para las pymes, es difícil que la recaudación se recupere”. Sin embargo, sostuvo que “llama la atención que en aportes previsionales, estamos en el nivel más alto de evasión, del 58%, especialmente en lo que se refiere a recaudación de las AFJP”.

Por su parte, Silvani rechazó tajantemente algunas críticas contra su gestión en relación a una supuesta falta de voluntad para fiscalizar a las grandes empresas.

“Uno de los mitos es que fiscalizamos a los kioskitos, y no a los grandes, lo cual es totalmente falso”, afirmó Silvani.


Comentarios


Justificativos por la baja recaudación