Juzgan a Juliá y Miret

Redacción

Por Redacción





BUENOS AIRES.- Los hermanos Gustavo y Eduardo Juliá y Matías Miret, que comenzaron a ser juzgados en España por haber llegado en 2011 al aeropuerto de Barcelona con un avión cargado con 944,5 kilos de cocaína, se declararon inocentes y dijeron desconocer que en la aeronave había droga. Los hermanos Juliá, hijos del ex brigadier José Juliá, quien ocupó la jefatura de la Fuerza Aérea Argentina entre 1989 y 1993, y Miret, afrontan un pedido de 13 años de prisión y una multa de 140 millones de euros, por parte del fiscal David Benages. Carlos Broitman, uno de los abogados argentinos de los Juliá, informó que durante la audiencia de ayer “los tres imputados se declararon inocentes y contestaron todas las preguntas del fiscal”. Según el letrado, el principal imputado, Gustavo Juliá, admitió “ser el máximo responsable del avión” desligando de esa manera a su hermano Eduardo y a Miret, que actuaron como piloto y copiloto, respectivamente, de la aeronave, aunque aclaró que desconocía que había casi una tonelada de cocaína oculta en el jet. (Télam)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Juzgan a Juliá y Miret