Juzgan la única muerte ocurrida en los saqueos

Hoy comienza el juicio contra Néstor Naum. Está acusado de golpear a un hombre que cayó al piso, se golpeó la cabeza y murió. Fue durante los saqueos de diciembre en Neuquén.

NEUQUEN (AN)- Juan Rufino López, un instructor de fútbol muy querido en la zona oeste de esta capital, fue la única víctima fatal de los tormentosos días de diciembre que rodearon la caída del gobierno de Fernando de la Rúa. Lo atacaron a golpes cuando protegía, junto con familiares y vecinos, a su vivienda y su barrio de los saqueadores. Producto de una trompada tuvo la mala fortuna de caer sobre una roca dura de la calle, se golpeó la cabeza y murió. El hombre que lo atacó empezará a ser sometido desde hoy a un juicio oral y público durante el cual se recrearán aquellos días de pesadilla.

La muerte de López, de 42 años, llenó de tristeza al Gran Neuquén. Justo la semana anterior le había dicho a su esposa, Marta Albornoz: "si me pasa algo quiero donar mis órganos. Si algo mío puede servir, que sirva". Así que horas antes de la Nochebuena su corazón generoso salvó la vida de un hombre en el Gran Buenos Aires.

El juicio durará tres días, en la Cámara Criminal Primera. El único imputado es Néstor Roberto Naum, alias "Ruso", de 38 años. Se lo acusa de "homicidio preterintencional", que se castiga con hasta 6 años de prisión.

De acuerdo con la investigación judicial, la madrugada del 22 de diciembre pasado López estaba reunido con un grupo de amigos y familiares en la esquina de Rodhe y Primero de Mayo. Para entonces De la Rúa ya había renunciado, después de tres días de saqueos, pero la calma no regresaba.

Neuquén era, en esos días, una ciudad arrasada: habían devastado la cadena de supermercados Topsy, y la Policía había gastado casi todo su arsenal de balas de goma y gases lacrimógenos defendiendo los grandes híper Jumbo, Tía y La Anónima.

El oeste de la ciudad permanecía convulsionado: en cada esquina había una hoguera; se hablaba de saqueos a domicilios particulares y los policías no podían meterse en algunos sectores porque los corrían a pedradas.

López era uno de los vecinos preocupado por proteger sus bienes. Hacia las 2.30 de ese 22 de diciembre terminó de tomar un mate, se lo devolvió a su mujer, cuando recibió la inesperada agresión de un hombre: era Naum, quien andaba por allí con unos amigos. Después diría que estaba borracho; que escuchó que alguien se burlaba de él y le gritaba "cornudo".

Enemigo de las peleas, López intentó calmar a Naum pero no tuvo éxito. El otro lo siguió agrediendo con golpes de puño.

A paso lento, el instructor de fútbol comenzó a alejarse pero el "Ruso" estaba obsesionado y lo persiguió. Desde atrás le aplicó otra trompada. Los vecinos vieron caer a López "como un tronco". Y no se movió más.

Algunos vecinos intentaron detener entonces a Naum, quien los amenazó con un cuchillo que ni siquiera sacó de la vaina.

López fue trasladado de urgencia a un hospital, donde los médicos comprendieron de inmediato la gravedad de su estado: "daño encefálico provocado por traumatismo de cráneo grave con fractura occipital amplia", fue el diagnóstico.

Nunca logró recuperarse, y a las 7 de la mañana del 24 de diciembre falleció. Su viuda autorizó la ablación de órganos que permitió, como milagro de Nochebuena, que otro hombre en la provincia de Buenos Aires salvara su vida.

Una trompada que costó una vida

NEUQUEN (AN)- De acuerdo con los médicos forenses, Juan Rufino López "recibió uno o más golpes con o contra un objeto de consistencia dura y resistente".

Los golpes de puño que le aplicó Néstor Naum "no tuvieron entidad suficiente como para producir por sí solos semejantes lesiones". La causa de la muerte fue "grave impacto de la cabeza contra el piso".

Por eso, Naum no fue acusado de "homicidio simple" que tiene una pena de hasta 25 años de cárcel, sino de "homicidio preterintencional": lo comete aquel que mata a otra persona utilizando algún medio que, razonablemente, no debería provocarla.

Se castiga con 3 a 6 años de prisión, y no es excarcelable.

El juicio comenzará hoy a las 9 en la Cámara Criminal Primera, integrada por Cecilia Luzuriaga, Roberto Fernández y Jorge Sommariva.

Naum estará asistido por el defensor oficial Eduardo Goncevatt. El fiscal será Ricardo Mendaña y en representación de la familia López estará el abogado querellante Marcelo Inaudi.s


Comentarios


Juzgan la única muerte ocurrida en los saqueos