Kerry y Bush, a la caza de los indecisos

El presidente recupera su ventaja en las encuestas, en una campaña muy reñida

WASHINGTON (AFP) - John Kerry y George W. Bush recorrieron ayer Wisconsin y Iowa, en el corazón del Estados Unidos profundo, dos estados en los que la carrera electoral se presenta muy reñida a casi dos semanas de las elecciones presidenciales del 2 de noviembre.

El demócrata John Kerry realizó una gira en colectivo, con tres mítines en Wisconsin, un estado fronterizo con Canadá en el que la actividad económica se divide entre la agricultura y la industria. Bush participó en dos reuniones electorales en el vecino Iowa. Cualquier oportunidad de estrechar una mano o expresar su apoyo al equipo local de béisbol adquiere gran importancia en el duelo entre los candidatos.

La carrera sigue siendo muy reñida, a pesar de que un sondeo difundido ayer le da cuatro puntos de ventaja al presidente republicano, con 48% de las intenciones de voto. Otros sondeos de estos días los dan empatados.

Las cifras del instituto Zogby son contradictorias, ya que a pesar de que el 55% de las personas interrogadas tiene una buena opinión de Bush, son más numerosas las que esperan que "alguien nuevo" se ponga a la cabeza del país.

Tras haber superado con éxito los tres debates televisados, John Kerry intentará cautivar a sus electores para que lo deseen como próximo presidente, destacó el jueves Mike McCurry, uno de sus asesores.

El demócrata decidió centrar el fin de su campaña en la vida cotidiana de los estadounidenses, como el viernes en Milwaukee, ciudad industrial de Wisconsin. "Creo que el éxito de nuestra economía depende de vuestro éxito, del de los estadounidenses de clase media que trabajan duro todos los días para mejorar la vida de su familia", declararía, dudando cada vez menos en recurrir a fórmulas populistas.

Por el contrario, las intervenciones del presidente republicano están centradas en describir permanentemente a su adversario como un "liberal", que para la mayoría de los electores estadounidenses quiere decir "un legislador de izquierda", dispuesto a aumentar los impuestos y el peso de la administración.


Comentarios


Kerry y Bush, a la caza de los indecisos