Kicillof: “los precios no se van a modificar de ninguna manera”

El ministro de Economía Axel Kicillof afirmó que “los precios no se van a modificar de ninguna manera” y que el gobierno nacional va a “exigir que nadie le mienta ni le robe a la gente porque la mayoría de los precios en la Argentina no dependen de la cotización del dólar”.



#

NUEVAS MEDIDAS ECONÓMICAS

Kicillof dijo también que “algunos sectores especulativos buscaban una megadevaluación, pero no la tuvieron”, y recalcó que “no estamos pensando cambiar los parámetros de la política económica. Nuestro objetivo central es la producción, el empleo y la distribución de la riqueza”.

“Los `Precios Cuidados` siguen igual. Por el momento, los precios no se van a modificar de ninguna manera. Si algún proveedor tuvo un cambio en sus costos, lo puede demostrar y no tiene suficiente margen como para no traducir esos costos en precios, se discutirá y se consensuará un cambio de precios, pero esto no ocurrió ni jueves ni viernes”, explicó el funcionario en una entrevista publicada hoy por Página 12.

“Nosotros vamos a ser durísimos con el mantenimiento de los precios. Vamos a exigir que nadie le mienta ni le robe a la gente porque la mayoría de los precios en la Argentina no dependen de la cotización del dólar y en los casos en que eso sucede es en una medida muy pequeña”, enfatizó.

En el caso de quienes utilizar esa excusa para remarcar, el ministro señaló que “el Estado nacional se va a hacer presente para poner las cosas en su lugar, pero también vamos a necesitar que los intendentes, las organizaciones sociales y los sindicatos nos ayuden a controlar que nadie se haga el vivo”, subrayó el ministro.

Respecto de los sectores especulativos que buscaban una megadevaluación, Kicillof aseveró que “esto está muy lejos de haber sido una megadevaluación”, y dio como ejemplos las de 2002 “de 214 por ciento, el famoso Rodrigazo fue de 719 por ciento, en 1981 fue de 226 por ciento y en 1989 fue 2038 por ciento”.

Kicillof desmintió un giro ortodoxo del Gobierno y enumeró “el Pro.Cre.Ar, una medida de fomento a la construcción de viviendas” y “el Progresar, que ahora parece que no existe pero son 11.000 millones de pesos volcados a la actividad económica, destinados puntualmente a sectores postergados, como los jóvenes hijos de neoliberalismo, de padres desempleados”.

“Además lanzamos el Fondear, que también lo invisibilizaron y son 10.000 millones de pesos en créditos para sectores productivos, pymes y economías regionales”, y citó la obligación de los bancos de destinar el 5 por ciento de sus depósitos a sectores productivos y a la inversión con una tasa del 17 por ciento.

“Hay montones de medidas heterodoxas que hemos tomado. Por eso tenemos apenas un 6,6 por ciento de desempleo. Me parece que esta cuestión de acusar al Gobierno por muy heterodoxo y después acusarlo por muy ortodoxo, pierde de vista que el conjunto de las medidas económicas durante los últimos diez años han tenido objetivos muy claros, que son objetivos políticos, y eso es lo que no pueden aceptar los sectores más concentrados y más ortodoxos”, analizó.

“No pueden aceptar que hemos puesto la política por delante de la economía. Nuestro objetivo es reindustrializar la Argentina y que los sectores trabajadores y más vulnerables recuperen terreno perdido, que obviamente no se puede recuperar en diez años porque se perdió en décadas y décadas de desamparo y abandono”, concluyó.

Télam.-


Comentarios


Kicillof: “los precios no se van a modificar de ninguna manera”