Kielmasz asegura que Arratia tiene miedo

Uno de los detenidos por el triple crimen de Cipolletti fue trasladado al juzgado de Roca. Al salir dijo que desconfiaba del pedido del juez para que las pericias sobre la ropa se hicieran otra vez, sobre todo por el tiempo que transcurrió.

Lo más visto



ROCA y CIPOLLETTI- Claudio Kielmasz aseguró ayer que Marcelo Arratia “es el único que quedó mal parado” con las declaraciones de los jóvenes que prestaron su testimonio recientemente y que eran conocidos de ambos. Arratia fue el que mencionó en primer lugar a estos dos testigos, que según sus dichos tenían vinculaciones con su “compadre”.

“(Marcelo) Tiene miedo. No tiene otra cosa que hacer”, aseguró el detenido, que ayer fue trasladado desde la U9 de Neuquén hasta los Tribunales de Roca.

Kielmasz quería interiorizarse del contenido de las declaraciones de Fernando Molina y Sandra Solís, quienes fueron mencionados por Arratia -aunque sin sus apellidos- en una entrevista realizada por “Río Negro”.

El mayor de los hermanos que cayó en la cárcel por los dichos de Kielmasz, había manifestado que un tal Fernando y otro apodado “El Rafa” eran amigos de su “compadre”. Además reveló que Solís era su “amigovia” y que Kielmasz pretendía tener una relación con ella.

“El que quedó mal parado es Arratia. Es imposible que me encuentren un pasado oscuro. Todos los testigos hablan a favor mio”, expresó Kielmasz al regresar a la cárcel.

Por otra parte mencionó que tiene un poco de “desconfianza” por las nuevas pericias que ordenó realizar el juez Pablo Iribarren. Si bien asegura no tener miedo, dice que le “extraña mucho” que después de tanto tiempo se vuelva a mandar la ropa a la Federal, si ya los resultados dieron negativos en el FBI.

El sospechoso se reunió ayer en Roca con su abogado Gustavo Viecens, quien también confirmó que la declaración de Solís “no comprometía en absoluto” a su defendido. Con una gorra visera que cubría gran parte de su rostro, Kielmasz abandonó los Tribunales luego de mantener una breve reunión con el juez. “Más que nada quería reunirse con su abogado”, informó el magistrado al salir.

Iribarren señaló que este fin de semana serán enviadas a Buenos Aires diversas prendas de las víctimas que serán analizadas por los peritos de la Policía Federal. “Son pericias distintas a las que realizó el FBI en Washington”, se encargó de aclarar el juez.

Kielmasz y su abogado analizaron también los puntos que tocará el escrito que presentarán cuando el 29 de diciembre próximo se cumplan los dos años de detención. Por otra parte, los padres de las jóvenes, integrantes de la Asociación Pro-esclarecimiento del Triple Crimen, Pastoral Social, Obispados de Neuquén y del Alto Valle de Río Negro y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, declararon “duelo” los días 9, 10 y 11 próximos, al cumplirse dos años del asesinato de las chicas.


Comentarios


Kielmasz asegura que Arratia tiene miedo