Kirchner: "Cristina va a profundizar el cambio"

Oficializó la candidatura de su esposa. Dijo que a ella le tocará "consolidar la situación".



El presidente Néstor Kirchner oficializó ayer la candidatura de su esposa, Cristina Fernández, como sucesora, al elogiarla por su "capacidad transformadora y superadora" para "profundizar el cambio" en la Argentina.

En su primera aparición pública luego del lanzamiento de la senadora, Kirchner no sólo confirmó que terminará su mandato el 10 de diciembre para trabajar "como un hombre común", sino que también aprovechó un acto en la Casa Rosada para justificar la decisión del oficialismo y abrir el camino hacia la transición presidencial.

"Nuestra tarea en esta etapa fue construir las bases fundacionales", dijo Kirchner y agregó que a partir de "ahora hay que profundizar el cambio para que la Argentina se consolide".

Con la senadora sentada a su lado y durante el acto de firma de convenios para obras públicas en el partido bonaerense de Tigre, el presidente salió también al cruce de algunas críticas que se abrieron sobre la postulación de su esposa que será proclamada el 19 de este mes durante un acto en el Teatro Argentino de La Plata.

"Por qué no puede ser una mujer de una vez por todas la que profundice el cambio y la renovación", se preguntó, para aclarar de inmediato que "yo creo profundamente en la capacidad transformadora que le va a dar Cristina a la Argentina".

La palabra presidencial se transformó así en la ratificación de la candidatura de la senadora al más alto nivel, una confirmación que hasta entonces había llegado por boca de otros funcionarios del gobierno, como el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y el ministro del Interior, Aníbal Fernández.

Ambos habían coincidido en que la decisión implica "la continuidad de todas las políticas económicas" en marcha, y la "profundización" de las reformas institucionales "pendientes".

Tras conocerse la novedad, la oposición reaccionó en forma dispar, y mientras el candidato presidencial Roberto Lavagna consideró que el gobierno intenta demostrar que habrá "una nueva cara y no una continuidad", otro de los postulantes, Ricardo López Murphy, estimó que Kirchner declinó presentarse porque está "débil".

Ambos vaticinaron un "ballottage" porque interpretaron que a la senadora le costaría remontar el 38% de los votos obtenidos en las legislativas de octubre del 2005, en el momento en que Kirchner gozaba de "un pico de popularidad". Sin embargo, el jefe de Gabinete se mostró confiado en que Cristina ganará en primera vuelta al destacar que los cálculos menos optimistas la ubican a 35 puntos de distancia del segundo. Desde el propio oficialismo, la única voz disonante fue el ex senador Antonio Cafiero, quien lamentó que la candidatura no se haya elegido en el marco institucional del partido.


Comentarios


Kirchner: "Cristina va a profundizar el cambio"