Kirchner defendió su postura en la Cumbre y cargó contra Fox

"Que Fox se ocupe de México; de los asuntos argentinos me ocupo yo", dijo.



El presidente Kirchner defendió ayer enfáticamente la postura crítica que asumió el Mercosur sobre la creación del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y cargó duro contra el presidente mexicano que lo acusó por trabar en Mar del Plata el avance del área de libre comercio a nivel continental.

"Fox que se ocupe de México, que de los asuntos argentinos me ocupo yo", le replicó ayer Kirchner.

De todos modos, tanta audacia y prepotencia en el plano de las expresiones políticas se disipa a la hora de los negocios cantantes y sonantes. Casa Rosada aclaró anoche que la pelea entre Kirchner y Fox no afectará el acuerdo comercial con México, que la Argentina pretende cerrar antes de fin de año.

Durante una acto en Ezeiza, y luego de atacar a Fox, Kirchner apeló a una expresión de claro tinte nacionalista. Dijo a los asistentes sobre el tema ALCA que "jamás vamos a negociar los intereses de la Patria.

La postura del Mercosur y de Venezuela es histórica. No estamos en contra de la integración, pero queremos una integración económica sin asimetrías, subsidios ni proteccionismos. No queremos una integración a favor del grande, sino a favor de todos", enfatizó el jefe de Estado.

Subrayó que no asiste a las cumbres con otros manda

tarios "a entregar los intereses del pueblo argentino" y criticó a quienes sostienen que "la buena diplomacia es tener una actitud de pleitesía y de agachar la cabeza permanentemente por ser educado aunque nos lleven todo".

"Yo soy educado pero le vamos a pegar al chancho hasta que aparezca el dueño cuando quieran llevar las cosas que no corresponden", advirtió Kirchner, en su encendida defensa de la postura que adoptó la Argentina junto con sus pares del Mercosur sobre la negociación sobre el lanzamiento del ALCA.

De hecho la disidencia del bloque regional sumado a Venezuela en torno del área de libre comercio impulsada por Estados Unidos provocó una fractura entre las naciones participantes de la Cuarta Cumbre de las Américas, realizada el fin de semana en Mar del Plata, lo que quedó explícito en el documento final. Esta falta de consenso generó, incluso, la crítica del presidente Vicente Fox a su colega argentino, a lo que Kirchner le aconsejó que "se ocupe de México porque a mí me votaron los argentinos y yo me voy a ocupar de los argentinos".

En un claro reconocimiento de que la situación se podía volver inmanejable, Fox se negó a continuar polemizando con Kirchner, al señalar a la prensa durante una gira por el interior de México que "este asunto ha concluido".

Fox habría dicho el lunes que el presidente Kirchner había estado "más orientado a cumplir con la opinión pública argentina que al logro eficaz de una cumbre exitosa en términos de la integración latinoamericana".

La declaración de Fox se sumó a una serie de hechos que se suscitaron durante la reunión, como la inasistencia de Fox a las cenas oficiales convocadas por el anfitrión argentino y la cancelación de una reunión bilateral Fox-Kirchner, entre otros.

Durante el acto de ayer en Ezeiza, Kirchner fustigó a "los argentinos que otra vez estuvieron en contra o criticando" el papel de su gobierno en la cumbre. "¿No tienen un sentido claro de lo que es la construcción y la dignidad nacional?", preguntó, tras lo cuál se quejó por versiones periodísticas surgidas en medio de la tensión de las deliberaciones de Mar del Plata sobre el supuesto enojo del mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez. "Decían que el presidente uruguayo se iba cuando estaba trabajando a la par conmigo para unificar la postura (del Mercosur) junto con Brasil y Paraguay, ¿por qué se acostumbran a ese tipo de información que la mayoría de las veces no tiene nada que ver con la realidad", afirmó.

También se mostró molesto porque "cuando discuto con mi amigo Lula por los aranceles o por la industria automotriz dicen que la Argentina pelea con Brasil, y cuando estamos de acuerdo dicen que la Argentina le cede el liderazgo a Brasil". "Por qué no salen del enanismo de análisis. Nosotros no nos peleamos por el liderazgo con nadie, queremos construir una Latinoamérica grande y fuerte", sentenció.

 

También agradecimientos

Pero no todo fue furia ayer en el presidente. Agradeció públicamente a los argentinos en general y a los bonaerenses en particular por haber optado a los candidatos del oficialista Frente para la Victoria en las elecciones legislativas del 23 octubre pasado.

"Muchas gracias por ese hermoso y maravilloso 23 de octubre que nos dieron en toda la provincia de Buenos Aires, en todo el país y en Ezeiza", dijo, y añadió: "Estamos todos muy agradecidos por esa confianza y por esa voluntad de cambio y de transformación".

En su primer acto oficial en el conurbano bonaerense luego de las elecciones, Kirchner evaluó que "la voluntad de los argentinos pudo más allá que los analistas que querían volver para atrás". (DyN y Télam)

Notas asociadas: El presidente mexicano, flojo en diplomacia

Notas asociadas: El presidente mexicano, flojo en diplomacia


Comentarios


Kirchner defendió su postura en la Cumbre y cargó contra Fox