Kirchner pidió garantizar la gobernabilidad

El mandatario instó desde Santa Cruz a la clase dirigente "a ponerse seria más allá de las diferencias políticas"



BUENOS AIRES (DyN).- El presidente Néstor Kirchner, en vísperas de las primeras elecciones legislativas que afrontará su gestión, instó ayer a la clase dirigente a "ponerse seria, más allá de las diferencias políticas" y a asumir, después de los comicios, "la responsabilidad de (garantizar) la gobernabilidad" del país.

Al hablar con radio América desde Río Gallegos, el jefe de Estado advirtió que "es hora de que los argentinos" podamos "terminar con los espectáculos de decirse muchas cosas que no dicen nada y entrar a proponer ideas con fundamento, con capacidad investigativa, con rumbo, con ideas".

Según dijo, ya está "pensando en el día 24, en las tantas cosas que hay que hacer para seguir consolidando política, social, económica y culturalmente una Argentina plural, que nos permita definitivamente estar en el lugar donde debemos estar, con inclusión y equidad".

Kirchner formuló estas de

claraciones desde el bar del hotel Santa Cruz, en la ciudad de Río Gallegos, donde llegó el viernes a la tarde y se quedará hasta hoy para votar a las 8,05 en la mesa 47 de la escuela EGB 70, ubicada en la calle Errazuris 140, de la capital santacruceña.

"No quiero romper la veda, porque lo único que falta es que me denuncien por romper la veda", se excusó el jefe de Estado al evitar hablar sobre las elecciones de hoy en las que su esposa, Cristina Fernández de Kirchner, competirá como candidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires.

Kirchner confirmó que Cristina no votará en Santa Cruz, a pesar de figurar en los padrones de esa provincia, y dijo que la primera dama permanecerá hasta hoy a la tarde en la residencia de Olivos.

Agregó que tras el cierre del comicio, a las 18, acompañará a la primera dama y al resto de sus candidatos al búnker del oficialismo que funcionará en el hotel Intercontinental, para esperar los resultados del comicio.

Distendido en Santa Cruz

RIO GALLEGOS.- El habitual encuentro con amigos en la confitería de un hotel, almuerzo con familiares y colaboradores y hasta un poco de fútbol matizaron una jornada distendida que el presidente Néstor Kirchner tuvo ayer en Ríos Gallegos, donde votará hoy y luego regresará a Buenos Aires.

Después de una intensa campaña y aprovechando la veda electoral que rige antes de las elecciones, Kirchner pasó un día alejado de la actividad política y cerca de sus afectos, antes de votar.

Como es habitual, el presidente comenzó el día temprano pero en la intimidad de su domicilio, donde desayunó y pasó la mañana con sus principales colaboradores y familiares. Cerca del mediodía, el presidente salió de su domicilio, dedicó varios minutos a saludar a la gente que pasaba y luego se dirigió a la confitería del Hotel Santa Cruz para compartir con cuatro amigos, entre ellos el titular de la SIDE, Héctor Icazuriaga, una picada antes de almorzar.

De camisa color salmón, campera y pantalones azul, el presidente dejó que lo fotografiarán y luego dialogó sólo uno minutos, con Radio América. (Télam)


Comentarios


Kirchner pidió garantizar la gobernabilidad