Kirchner siguió los hechos y ratificó que no reprimirá

El presidente Néstor Kirchner ratificó ayer que "no reprimirá de ninguna manera" la protesta social y a los piqueteros, según confiaron miembros de la delegación oficial. El presidente estuvo informado desde la mañana sobre los hechos originados por el asesinato de Martín Cisneros, militante de la FVT, y consideró "concluido el episodio", según manifestaron miembros de la delegación que pudieron conversar con el jefe de Estado sobre el tema. "Hace dos años exactamente, por reprimir la protesta social tuvimos dos muertos y hoy hay gente que esta empujando a que tengamos dos muertos y más, y eso no lo vamos a hacer nunca", le dijo el presidente a sus colaboradores, según relataron varios funcionarios. "Kirchner también responsabilizó a algunos medios de comunicación buscar la represión a toda costa", precisó el funcionario a Télam. Mientras tanto, los diputados nacionales Ariel Basteiro y Claudio Lozano atribuyeron hoy el confuso episodio donde asesinaron al dirigente piquetero en su casa de La Boca a un motivo político para "provocar y desestabilizar". Basteiro, quien se hizo presente en el lugar donde se velaban los restos de Martín Cisneros, aseguró a Télam que "es imposible no enmarcar este asesinato en un hecho político" y agregó que "es evidente que se busca provocar y desestabilizar". "Buscan generar acciones de parte de la gente como para justificar después la mano dura que se pide desde algunos sectores", sostuvo el diputado socialista. Por su parte, el legislador nacional Claudio Lozano afirmó que "el asesinato, aunque lo quieren inscribir en el marco de un problema de drogas, pero tiene una connotación política". La Central de Trabajadores Argentinos, de la que forma parte la FTV, convocó a una concentración hoy en el cementerio porteño de la Chacarita, donde serán inhumados los restos de Cisneros.

Nota asociada: Coparon una comisaría tras el asesinato de dirigente


Comentarios


Kirchner siguió los hechos y ratificó que no reprimirá