Kirchner tuvo el primer choque fuerte con Carrió 17-5-03

Elisa Carrió cuestionó el supuesto manejo feudal de Néstor Kirchner en Santa Cruz y el presidente electo le reclamó "serenidad".
El presidente electo, Néstor Kirchner, tuvo ayer su primer encontronazo serio tras su virtual proclamación. Tuvo que salirle al cruce a declaraciones de la excandidata presidencial por el ARI, Elisa Carrió, quien lo había acusado de ser "un señor feudal" en Santa Cruz.

"La Argentina no es un feudo. Hay un gran riesgo en Kirchner, que es comportarse como se comporta en Santa Cruz, donde tiende a ser el que monopoliza la opinión, la decisión y la prensa", afirmó Carrió por la mañana.

Kirchner, le pidió a Carrió, que se "tranquilice y se serene" y recomendó a la ex candidata presidencial que viaje a Santa Cruz y le pregunte a los santacruceños sobre la situación de la provincia.

"Me parece que la diputada Carrió tendría que serenarse y tranquilizarse y venir a ver y preguntar a los santacruceños que nos han acompañado rotundamente en mi provincia", sostuvo Kirchner, al ser consultado sobre las declaraciones de Carrió quien dijo que temía que el presidente electo vaya a gobernar el país como Santa Cruz.

"Me parece que hay que ser mucho más humildes y tener mucha grandeza", retrucó Kirchner en alusión a la ex candidata presidencial.

Las manifestaciones de la excandidata del ARI provocaron la incomodidad del kirchnerismo, que evaluaba la posibilidad de incorporar "extrapartidarios" al futuro gobierno.

Kirchner explicó que "nuestra idea es crear políticas de consenso que no necesariamente estén atadas" a acuerdos partidarios.

Las dudas del ARI

En el ARI prefirieron no responderle a Kirchner, ante quien planean mantener "una oposición seria", pero tienen "muchas dudas" sobre el rumbo político y económico que tomará el santacruceño.

En sus declaraciones matutinas, Carrió fue tajante al señalar el lineamiento que seguirá su fuerza, que no integrará "bajo ningún concepto" el futuro gobierno.

"Después de todas las operaciones que hicieron desde el duhaldismo, al que se alió Kirchner, no nos pueden pedir que los ayudemos a sacarse de encima ese lastre", se quejaron en las cercanías de la diputada chaqueña.

"Hay un gran riesgo en Kirchner: comportarse como en Santa Cruz. En una provincia con 200.000 habitantes, el gobernador tiende a ser el que monopoliza la opinión, la decisión. Si toma esa actitud (como presidente), va a tener grandes problemas porque la Argentina no es un feudo", advirtió la diputada, en declaraciones a radio Mitre.

La líder de Alternativa para una República Igualitaria lamentó "no ver nada nuevo", entre los nombres que la prensa local baraja como posibles integrantes del gabinete que el mandatario electo anunciará entre el lunes y martes próximo.

"Mucho más que consenso político, que se da en el Parlamento con buenas leyes, tiene que lograr autoridad y eso se logra con buenas medidas, con nuevos ministros, con un arco amplio de gente competente. No veo nada nuevo, nada innovador", expresó Carrió. La ex candidata insistió en que si Kirchner "manda buenas leyes, va a haber consenso, pero si continúa las políticas de ajuste, no va a haber consenso".

"Lo peor que le puede pasar a la Argentina es un escenario de no cambio", dijo y recomendó tomar "medidas concretas en los próximos tres meses".

El jueves Carrió afirmó que no va a obstruir el próximo gobierno pero que no aceptaría cargos para ella ni para nadie del ARI.

Carrió, enemiga declarada de Menem a quien califica como "el mal", lamentó que se haya "sobrevalorado el daño" hecho por el ex presidente al renunciar al balotaje, "en vez de entenderlo como un quiebre cultural, como una derrota de Menem frente a la sociedad".


Comentarios


Kirchner tuvo el primer choque fuerte con Carrió 17-5-03