“Kirchner y la sociedad viven una adolescencia tardía”

Le pidió a la gente que crea



BUENOS AIRES (ABA). – Elisa Carrió sale optimista de la coyuntura para ingresar en el presente de forma dramática, con los peores presagios. La misma persona sonríe o se pone seria, en un clic de sus ojos encendidos. Pensamiento lateral, que acompaña mirando hacia el costado. Frontal para disparar acusaciones contra el poder. La “señora de nadie” como le gusta diferenciarse de las demás damas políticas, tira cartas sobre las mesa a modo de presagios . Destapa la primera con dramatismo: “¿Qué va a decir Sobisch cuando Neuquén quede hecho un desierto?”. La próxima la tira sobre la mesa con la misma vehemencia cuando dice que el gobierno de Kirchner será “la última mentira”.

Hay cartas que no da vuelta o pensamientos que prefiere callar. Parece algo enojada con la gente, en el momento en que apunta “no me creen lo que denuncio y seis meses después me dan la razón” . Carrió sostuvo que el presidente y la sociedad tienen “una crisis de adolescencia tardía “.

Minutos antes de la charla con “Río Negro” recibe el piropo de un alumno del Instituto Hannah Arendt -del que es directora-. Ella sabe que cambió físicamente y disfruta del cambio. Una pasada de rimel frente a un espejito marca el inicio de la nota.

-¿Qué balance hace de la desmentida del gobierno de volúmenes importantes de inversiones chinas y el aumento a jubilados?

-Este gobierno tiene una crisis de adolescencia tardía. Kirchner es como esos padres de 55 años que se suben a una moto Harley Davidson, se ponen una remera, se inventan una novia, y dicen que son Gardel. La distancia entre esto y el papelón es muy corta porque que ese hombre adolescente tardío se suba a una moto, es una cosa; pero cuando esto se traslada a un gobierno afectando las relaciones internacionales del país, nos quita seriedad. Es crisis de adolescencia con Chile, es decirle a los uruguayos que el triunfo de Tabaré Vázquez nos lo deben a nosotros. O lo que pasó con China; entonces la crisis se agrava sustancialmente. Para tapar un engaño construyeron otro engaño, nosotros hace rato que decimos que todo esto es una gran mentira y e todo caso Kirchner es un gran simulador. Somos una sociedad de adolescencia tardía. (Leopoldo) Galtieri no fue casual, él también expresaba la locura de un pueblo que quiso tapar el genocidio con la guerra de Malvinas. Nos negamos a ver lo que pasa.

– ¿Qué es lo que la sociedad no quiere ver?

– La verdad. Tenemos una dirigencia que no puede explicar su declaración jurada, que sacaron el dinero afuera del país, que se tiran muertos en la provincia de Buenos Aires y abandonan la vejez y la niñez. Le tengo mucho miedo al pensamiento ingenuo, aquellos que dicen “Carrió siempre me tira mala onda”. Este fue el único país del mundo que entregó su petróleo sin guerra, y decíamos como sociedad: ¡Qué suerte privatizamos YPF y van a tener mas plata los pobres jubilados! Este pensamiento ingenuo actualmente lo tienen muchos periodistas en el país.

– ¿Lo dice por las críticas que recibió al hablar de que los chinos vendría por las reservas naturales?

– Vienen por Enarsa, que es venir por el Petróleo y la plataforma continental, y en todo caso el saqueo de las tierras ya hace rato que se vivencia en el sur y en todo el norte del país. El saqueo está ahora independientemente de los chinos. A mí me da mucho miedo el ministro (Julio) De Vido, que es el “cajero” de Kirchner. Si este hombre es el que negocia con China…. A mi también me dijeron oportunista cuando denuncié, hace un año , los plenos poderes. En todo caso, me preocupa que vengan por los recursos naturales porque de eso no se sale.

– Ahora el gobierno chino indica que está más consustanciado con la relación comercial con Brasil.

– Es verdad, pero Brasil no tiene petróleo. En Brasil pueden ir por la soja. En la Patagonia hay un gobernador como (Jorge) Sobisch que es Repsol. Nosotros convertimos a España, un país sin petróleo, en una potencia petrolera. Eso se hizo con el voto de menemistas y kirhneristas, y el miembro informante era el actual Secretario General de la Presidencia, Oscar Parrili. De todo esto es muy difícil volver. Una provincia como Neuquén…¿alguien se puso a pensar de qué van a vivir los nietos de los neuquinos? Hay una irresponsabilidad mezquina absoluta. A veces nos fijamos solo si cobramos el sueldo a fin de mes, ese padre ¿qué le va a decir al nieto cuando Neuquén se transforme en un desierto?. Lo que nosotros decimos en el ARI es que no sea bajo nuestra responsabilidad.

– ¿Hay censura en los medios periodísticos?

– Lo dijimos hace un año, ahora es una cosa tremenda que observan con preocupación organismos internacionales de defensa de la libertad de expresión. La censura que sufrió el periodista Julio Nudler en Pagina 12. Los gobiernos callan o hacen callar a los medios. Manejan la publicidad oficial. Las sociedades son humilladas cuando no saben, y los periodistas son humillados cuando no pueden decir la verdad. A mí me han dicho tantas cosas cada vez que denuncio algo: ahora le digo a la sociedad que no me cree o demora en entenderme cuando digo estas cosas, que después es demasiado tarde.

– Le recuerdo que usted afirmó que Kirchner era una opción buena dentro de todo…

– Yo había dicho que era una opción menos mala en comparación al crápula de Menem. En realidad creo que es la última mentira. Como un cuadro profético de la mentira que diga “el último presidente fantoche”. Quizás estemos terminando con los presidentes arlequines, pero va a depender del estado de conciencia de la sociedad.

– ¿Qué le pareció el último viaje de Cristina Kirchner a Estados Unidos, ausentándose del debate de emergencia económica?

– Esta es la simulación a la que me refiero, la mentira puede ser brutal. En el crápula la palabra carece de significado. El problema es que ahora mienten cínicamente, ya que lo hacen desde el lugar de la transparencia. Menem en este sentido era más genuino.

– ¿Ya no la respeta como dirigente política?

– No tengo ganas de opinar de otra mujer, ya va a opinar la gente en su momento. Es la mujer de Kirchner. La verdad es como el aceite en el agua, siempre sube arriba, ¡siempre sube arriba !

– ¿Del ministro Roberto Lavagna también cambió de opinión?

– No lo respeto, pero quiero que acuerde la deuda externa.

– Sobre el juez Eugenio Zaffaroni ,¿qué opina tras el fallo pesificador?

– De todos los pronunciamientos sobre la pesificación es uno de los menos malos. De todas maneras esta Corte esta jugada porque la volvieron usar. Matan todo. Son profundamente inmorales. Buscaron jueces que les consoliden la pesificación. Todo lo usan y lo tiran. Desconoce el axioma kantiano: Los hombres son fines para los otros hombres.

Es paradójico que ministros que ingresaron a cambiar la imagen de la Corte hoy tengan que reforzar su custodia, tras la agresión que sufrió el ministro (Juan Carlos) Maqueda. La verdad es como el aceite en el agua… siempre sube. No hay posibilidad de que esta mentira dure mucho tiempo.

– ¿Cómo salimos de la crisis?

-Vamos a salir, la argentina va a ser distinta. Si fuera presidente me plantó sobre los recursos naturales y digo: ¡Esto es lo último que nos queda! Hay que desarrollar un plan estratégico consultando a toda la Nación. A este gobierno lo único que le importa es hacer el título del diario de mañana. Están liquidando a las futuras generaciones. Tienen un pensamiento de coyuntura, pero hasta esto lo manejan mal.

– ¿Cree que Kirchner podrá ir por la reelección en el 2007?

– Si dejan de mentir se pueden asegurar otro período, pero si siguen mintiendo ni siquiera se van a asegurar éste. (Raúl) Alfonsín también decía que De la Rúa iba a ser reelecto.

– ¿Teme a que quieran sacarla de carrera?

– Seguramente, pero yo creo en Dios.

– ¿El Presidente no?

– Nadie que miente cree en Dios y menos le teme.

Afuera del Instituto Arendt la calle sigue su ritmo. Unas jovencitas sacuden transpiración en una clase de gimnasia rítmica. “Lilita” repite como un sabio oriental: “La verdad es como el aceite en el agua. Siempre sube.”.

Horacio Caride

Nota asociada: En la Rosada se regodean con derrota del ARI  

Nota asociada: En la Rosada se regodean con derrota del ARI


Comentarios


"Kirchner y la sociedad viven una adolescencia tardía"