Kirchnerismo descarta la contramarcha

De todos modos aclaran: “Nosotros sabemos tomar la calle”

POLÍTICA POST-CACEROLAZO

Funcionarios y diputados kirchneristas criticaron hoy los cacerolazos y descartaron realizar una contramarcha oficialista, mientras que el secretario de Cultura, Jorge Coscia, advirtió que el oficialismo sabe “tomar las calles”, en abierto desafío a esas expresiones opositoras.

Los diputados kirchneristas Edgardo Depetri, Carlos Kunkel y Agustín Rossi coincidieron en diferenciar la postura de ciudadanos que protestaron en los cacerolazos de “los grupos convocantes” a los que les atribuyeron “objetivos destituyentes” y descartaron una “contramarcha” en defensa de la Presidenta.

Al inaugurar la muestra fotográfica “Néstor por todos” en San Juan, Coscia aseguró que a la Presidenta “no la van a tocar” y añadió que la Plaza de Mayo “no es de la señora que lleva la mucama para que golpee la cacerola. Nosotros sabemos tomar las calles” desafió el funcionario y cuestionó las consignas de manifestantes del cacerolazo del jueves: “Hay que ser zonzo para creer que esto es una dictadura”.

En declaraciones a DyN, Depetri acusó a los dirigentes opositores Mauricio Macri (PRO) y Hermes Binner (FAP) de actuar con “oportunismo” y “tratar de sacar ventaja de un hecho político como fue el cacerolazo”, y los acusó de “alentar” esa movilización contra el gobierno nacional “pensando que van a acumular” votos.

“Esas versiones fueron inventadas por los medios”, aseguró Depetri al ser consultado sobre la organización de una “contramarcha” en respuesta del oficialismo a los cacerolazos y afirmó que “el gobierno nacional no va a hacer nada para polarizar a la sociedad en un enfrentamiento”.

También Kunkel, en declaraciones a DyN, calificó como “una estupidez” las versiones sobre una “contramarcha” y apuntó directamente contra el grupo Clarín.

Kunkel admitió que “hoy más del 40 por ciento de la ciudadanía argentina no comparte nuestra forma de gobernar” y cuestionó a los dirigentes de la oposición porque “ese sector no encuentra una dirigencia política seria que lo exprese en un debate institucional de la democracia”.

Por su parte, Rossi en declaraciones radiales consideró que “hay que tomar con respeto” la movilización “pero tenemos que seguir gobernando de la misma manera” porque “nuestro gobierno y la Presidenta fue legitimado con el 54 por ciento de los votos” entonces “mal haríamos si nos moviéramos de ese contrato: estaríamos defraudando la voluntad popular”. (DyN)


Comentarios


Kirchnerismo descarta la contramarcha