La 22 lleva meses cortada a la altura de Chimpay

En principio se anunció que se iba a reparar en forma inmediata, pero no fue así y el tramo de la ruta cortado tras una fuerte lluvia sigue roto. Piden informes a Viarse y Vialidad.




CHIMPAY (AVM).- Desde hace meses la ruta nacional 22 permanece rota a pocos kilómetros de la localidad de Chimpay, tras haber sido socavada por un alud de agua y barro.

Y a pesar de que en ese momento se anunció que las obras comenzarían en "breve", estas hasta ahora no han dado inicio.

Aún, los automovilistas deben transitar por un by pass hecho a la orilla de la ruta, un camino de tierra mal iluminado y cuyo estado depende de si llueve o no llueve.

El estado llevó incluso a que durante la semana desde la policía, que mantiene un puesto de guardia en el lugar, se pidiera que se agilicen las obras de reparación y también -mientras tanto- las de iluminación, dados los riesgos que implica transitar por el lugar.

En tanto, la defensora del Pueblo, Ana Piccinini, anunció que estuvo avocada a la investigación y análisis del estado de la Ruta Nacional 22 en cercanías de la localidad de Chimpay.

En una de las visitas realizadas a la zona del Valle Medio, pudo constatar que tal situación aún persiste. Por esta razón, el tránsito mayor y menor debe ser desviado por un camino de tierra improvisado sobre la banquina, dificultando la normal circulación.

Piccinini señaló que las consecuencias que esta problemática trae aparejada son aún peores ya que en esta época del año se producen picos de tránsito de camiones cargados de fruta desde el Alto Valle hacia el Puerto de San Antonio Este.

Al tener que desviarse, dichos vehículos ven afectadas sus cargas, producto de las vibraciones y movimientos bruscos que deterioran la mercadería transportada disminuyendo su valor en el mercado.

Se suma a esto el turismo y los colectivos de larga distancia que también deben desviarse por ese sector.

Cabe destacar asimismo, que en la edición del domingo 27 de enero del corriente año de este medio, se informó tal como habían mencionado las fuentes en su momento, que las tareas de reparación del tramo citado "demorarán al menos diez días", lo que generó gran expectativa, sobre todo en el sector productor y empresarial exportador que ven, a varios meses de lo sucedido, que la ruta sigue sin repararse.

 

Pedido de informe

En virtud de todo lo expuesto, la defensora del Pueblo pidió informes al presidente de Viarse sobre las gestiones realizadas y al jefe de distrito 20º Viedma de Vialidad Nacional, responsable de la reparación, la fecha estimada de inicio y culminación de las obras de reparación, así como también las gestiones realizadas por esa dirección al día de la fecha para concretarlas.

También se han hecho reclamos desde el municipio local, pero no se han obtenido respuestas concretas sobre cuándo comenzaran las tareas, que se prevé además que demandaran una importante cantidad de tiempo dado que se deberá construir un puente o una alcantarilla, así como también todo el rellenado de la base de la ruta, que desapareció a consecuencia del paso del agua.

Por lo pronto, todo está como al principio y nada indica que efectivamente la obra de reparación se pondrá en marcha como para que pasado el invierno todo esté resuelto en esa parte de la 22.


Comentarios


La 22 lleva meses cortada a la altura de Chimpay