La 65 suma deterioros y promesas incumplidas

A pesar de los anuncios, el tramo Roca-Allen sigue esperando



#

Baches y banquinas en pésimo estado son característicos en la ruta

CIPOLLETTI (AC).- La ruta provincial 65 sigue acumulando fechas incumplidas y deterioro. El anuncio de “octubre de 2005” pasó a “marzo de este año”, luego a “septiembre” y aún hoy, a mediados de octubre de 2006, no se ve ni una máquina empezando la repavimentación entre Allen y Roca.

Las quejas de los usuarios crecen a medida que pasa el tiempo y que los días de primavera pasan sin que se encare ningún arreglo concreto a esta importante vía de comunicación valletana.

El tramo Allen-Roca quedó pendiente cuando Vial Rionegrina Sociedad del Estado (Viarse) realizó la reparación de la llamada ruta “Chica” entre Allen y Cipolletti. También en ese tramo hubo plazos mucho más extensos de los prometidos. Y obviamente, quejas de los automovilistas.

El trabajo finalmente se terminó, aunque aún quedan imperfecciones, como una evidente cercana a Cipolletti (en sentido este-oeste). A raíz de las críticas por el pozo que se había formado en ese lugar, se hicieron reparaciones, que no quedaron como se esperaba.

Un hecho positivo es que al menos se colocaron varios de los carteles que se reclamaban para mejorar la señalización.

Pero del otro lado de Allen, hacia Roca, ningún cambio se ve aún. O mejor dicho, los cambios son para peor.

El pavimento se sigue deteriorando y la falta de cartelería, que supuestamente está contemplada en la misma reparación del tramo, sigue significando un alto riesgo para los automovilistas. Son muchos los cruces de caminos rurales sin advertir y no son pocos los accidentes que se registran al año en este camino rural alternativo a la ruta nacional 22.

“En septiembre, apenas empiece el tiempo bueno, comenzará la repavimentación”, había prometido a fines de junio el titular de Viarse, Miguel Pedranti.

La excusa, luego de los anuncios anteriores que quedaron sólo en eso, fue que los operarios habían estado más tiempo de lo que pensaban pavimentando otros lugares, como en las 250 y las 827 viviendas de Roca (que por estos días presentan serios inconvenientes. “Eso nos llevó algunos atrasos, por eso la demora. Pero en septiembre vamos a empezar”, aseguró Pedranti en esa ocasión. Y otra vez quedó preso de sus propias palabras. Porque septiembre ya pasó, octubre está a mitad de camino, y aún ningún tramo de pavimento nuevo se ve entre Allen y Roca.

El problema es que si se dilata demasiado el inicio de la obra pasará lo mismo que en el tramo anterior: llegará el frío y deberán paralizar la actividad. Hay que tener en cuenta que el recorrido entre Allen y Roca es unos diez kilómetros más largo del que separa a Allen con Cipolletti.


Comentarios


La 65 suma deterioros y promesas incumplidas