La abogada relató que estuvo secuestrada y escapó de sus captores



Milagros apareció en perfecto estado de salud.

BUENOS AIRES (DyN).- La joven abogada correntina Milagros García Riera, quien permaneció dos días desaparecida, se encontraba ayer en buen estado de salud, mientras la policía continuaba investigando las razones de su ausencia, aunque se había descartado que el caso haya tenido vinculación con redes de trata de personas, se informó oficialmente. El jefe de la Policía de Corrientes, Juan Alfredo Ojeda, afirmó ayer que Riera “habría manifestado que la habían subido en un Corsa color blanco en la esquina donde fue vista por última vez”, en la intersección de las calles Junín y Jujuy, de la ciudad de Corrientes, según indicó a medios locales. “En un momento había quedado en el interior del auto por lo que pudo destrabar las puertas y se escapó. A partir de esos dichos trabajamos en esa línea de investigación”, señaló Ojeda, según reprodujo el diario “El Litoral”. Según el policía, la joven habría dicho que “desde ese día que la levantaron en esa esquina había estado en una casa y en otra” y que los raptores habrían sido un hombre y una mujer, aunque no pudo dar precisiones sobre el vehículo mencionado, modelo Corsa y blanco, siempre según Ojeda. El jefe policial completó que la joven de 25 años “está íntegra” y “bien” de salud, aunque la justicia y la fuerza de seguridad provincial estaban “en pleno trabajo para ver qué es lo que pasó”. El ministro de Gobierno de Corrientes, Gustavo Valdez, dijo que los investigadores no descartan “ninguna de las hipótesis” por la ausencia de Riera. La abogada, quien vive con sus padres en la ciudad de Corrientes, salió de su casa el martes a hacer compras y no regresó, por lo que se inició una intensa búsqueda por parte de la policía y de familiares y amigos, a través de las redes sociales, y la difusión de su imagen en distintos medios de comunicación. Finalmente, alrededor de las 21:40 del jueves “se presentó en la comisaría de Ituzaingó”, 227 kilómetros al este de la capital provincial, donde fue revisada por un médico policial, precisó Ojeda, en declaraciones a radio La Red. El jefe policial advirtió que la joven, “en principio, se fue de la casa, pero al mismo tiempo había otras alternativas que podrían haber ocurrido”, destacó, por lo que “se está en etapa de investigación”. Pero “no tenemos indicios en los elementos que se estuvo investigando” de que el caso pueda tener vinculación con redes de trata de personas. Ojeda advirtió que la joven llegó a la comisaría de Ituzaingó “con una actitud de nerviosismo”, pero aún no se podía precisar “cuál es el motivo” de esa actitud y recordó que antes de desaparecer se encontraba bajo “tratamiento médico psiquiátrico y psicológico”.


Comentarios


La abogada relató que estuvo secuestrada y escapó de sus captores