La Abuelas recuperaron a la nieta número 88



Una joven de 29 años que creció con una familia adoptiva y se contactó con las Abuelas de Plaza de Mayo se convirtió ahora en el nieto número 88 recuperado por la organización, que a través de la Justicia comprobó que la chica es hija de los desaparecidos Rosa Luján Taranto y Horacio Antonio Altamiranda.

"Tenemos la felicidad de comunicar el encuentro de otra nieta desaparecida durante la última dictadura militar, en el marco del plan sistemático de robo de bebés (...) La joven tiene 29 años y se llama Belén, aunque por testimonios de sobrevivientes del centro clandestino de detención (CCD) en el que nació se pudo saber que su madre le habría puesto María Luján", consignó un comunicado de prensa difundido ayer por las Abuelas de Plaza de Mayo.

La joven nació en los primeros días de agosto de 1977 en la maternidad clandestina que en la dictadura del período 1976-83 funcionó en Campo de Mayo y, según Abuelas, "fue arrebatada de los brazos de su madre a minutos de nacer".

Cuando la beba tenía tres meses de vida, el Movimiento Familiar Cristiano la entregó en adopción a una familia con la que vivió en Buenos Aires hasta 1988, para luego mudarse a la capital cordobesa.

Desde niña, Belén supo por sus padres que era adoptada y a los 27 años, deseosa de conocer su origen, se contactó con la línea telefónica 0800-222-2285 de Abuelas de Plaza de Mayo y, así, fue derivada a la filial de la organización en Córdoba.


Comentarios


La Abuelas recuperaron a la nieta número 88